Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armón aspira a recuperar la construcción de ferris en la "nueva Barreras"

La dirección del astillero agradece el tratamiento de la ciudad a su oferta para "relanzar al histórico y centenario astillero"

El ferri "Volcán de Tinamar", el último entregado por Barreras JESUS DE ARCOS

La construcción de ferris ha sido uno de los grandes nichos de mercado de Hijos de J. Barreras. El último contrato adjudicado por la compañía, ahora en fase de liquidación, fue un buque de este tipo, de 191 metros de eslora y para Naviera Armas. Iba a ser, con el número de construcción 1708, el contrato de mayor dimensión asumido nunca por el naval vigués. No salió bien; el último ferri que salió de la ría de Vigo fue, en 2011, el Volcán de Tinamar.

El futuro propietario de las instalaciones de Barreras, grupo Armón, aspira a recuperar este tipo de actividad. "Esperamos fomentar la construcción de buques ferries para pasaje y carga rodada, mercado en el cual Barreras dispone de una gran experiencia y reputación", ha comunicado la empresa que dirige Laudelino Alperi. La capacidad de esta unidad productiva es muy grande, razón por la que pretende asumir en ella construcciones de oceanográficos, pesqueros y buques offshore. "Pensamos que pueda ser un buen punto de partida".

En una nota remitida a los medios, la dirección de Armón ha querido agradecer el tratamiento "a los distintos medios e instituciones de la ciudad de Vigo" a su oferta, en un "largo proceso que acaparó la atención de todos los sectores industriales gallegos-asturianos del sector naval español y en especial de la ciudad de Vigo, tanto en lo que hace referencia a sus astilleros como sobre todo y fundamentalmente de su gran y experimentada industria auxiliar". El objetivo de esta compañía es claro y ambicioso, pero también cauto.

El agradecimiento

"Con toda paciencia, pero con gran entusiasmo e ilusión, la dirección de Armón quiere afrontar esta nueva etapa en Vigo para relanzar al histórico y centenario astillero Barreras". De inicio, y como figura en la oferta que fue aprobada hoy por el juzgado de lo Mercantil número 2 de Pontevedra, dirigido por Amelia Pérez, la unidad productiva asumirá dos contratos: un arrastrero congelador de 60 metros para Red Chamber y un oceanográfico para Islandia. Armón se asentó en el naval vigués hace más de 22 años, cuando asumió las antiguas instalaciones de Construcciones Navales Santodomingo. "Queremos agradecer el constante esfuerzo realizado por todo el personal de Armón y empresas auxiliares, así como a fabricantes locales con los que tenemos una estrecha colaboración y todos han contribuido al crecimiento de esta empresa".

Compartir el artículo

stats