La campaña de la declaración de la Renta 2021-2022 arranca el próximo 6 de abril. Hasta el día 30 de junio estará abierto el plazo para aquellas declaraciones que se presenten de forma telemática. Los contribuyentes que deseen realizar este trámite por teléfono tendrán que esperar al 5 de mayo y quienes quieran hacerlo presencialmente al 1 de junio.

La tendrán que hacer todas las personas que hayan ingresado más de 22.000 euros brutos anuales con un solo pagador o los que hayan ingresado 14.000 con dos o más pagadores.

En los últimos tiempos han tenido un gran crecimiento las aplicaciones para hacer transferencia de forma inmediata como es el caso de Bizum. Solo se necesita disponer del número de teléfono de la persona que envía o recibe el dinero y la operación queda hecha en apenas unos segundos.

Te puede interesar:

Los nuevos métodos de pago no escapan al interés de la Agencia Tributaria. De hecho, Hacienda puede pedir informes a los bancos de las operaciones hechas a través de esta plataforma. Las entidades bancarias tienen la información de todos los movimientos realizados con Bizum, al igual que con cualquier transferencia.

El banco tiene la obligación de notificar al organismo público aquellos movimientos que superen los 10.000 euros o que impliquen una cantidad superior a 3.000 euros en metálico. Sin embargo, como el importe máximo que se puede pagar con la aplicación es de 1000 euros, esta cantidad no debe declararse ya que la normativa de bancos sobre movimientos que deben ser declarados no incluye los de este tipo.