Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los motivos por los que la plantilla de Barreras escoge a Astilleros Gondán

La Xunta, en cambio, evita posicionarse y se limita a defender una propuesta "viable a largo plazo"

Entrada al astillero Barreras MARTA G. BREA

Un buque de apoyo para parques eólicos marinos (Commissioning Service Operation Vessel, CSOV en el argot de la industria), bautizado provisionalmente como Edda 492 y de 88 metros de eslora. Este será el primer barco que construirá la nueva Hijos de J. Barreras si, como defiende la plantilla en pleno, es el grupo Gondán quien se convierta en propietario de las instalaciones del mayor astillero privado de España. A pesar de la sonora división que ha existido durante años en el seno del comité de empresa –entre UGT, CC OO y CIG–, el proyecto elaborado por Álvaro Platero ha concitado unanimidad: los trabajadores de Barreras quieren que sea Gondán, y no Armón o Marina Meridional, quien tome el relevo de la calamitosa gestión de Ritz-Carlton y el fondo de inversión Oaktree. Así lo hicieron explícito este miércoles tras reunirse con el director del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), Fernando Guldrís.

A juicio de UGT, que ostenta la presidencia en el comité, Gondán reúne los tres requisitos que habían puesto sobre la mesa: un proyecto industrial sólido, el traspaso del 100% de la unidad productiva (con los terrenos que dan a Tomás Alonso, donde se ubicaba el antiguo taller de motores) y el mantenimiento de toda la plantilla. “Hace una apuesta clara y decidida para reactivar el astillero”, defendió el responsable de Industria de UGT-Vigo, Rubén Pérez. Como desgranó FARO, el grupo asturiano abonaría 4,5 millones de euros, un millón adicional por la nave de Tomás Alonso y sufragaría la demolición del antiguo edificio de Aucosa, con amianto. En suma, son 6,5 millones de euros, que pagaría al contado. Su proyecto pasa por la constitución de una nueva empresa en Vigo, “independiente” de la de Castropol, con una cartera de pedidos que permitirían la creación de 1.350 puestos de trabajo (150 directos y 1.200 indirectos).

El delegado de CC OO en el comité, Ramón Sarmiento, ha emplazado a la Xunta a posicionarse de forma explícita en favor de esta propuesta. Podría hacerlo, entiende, a través de la Autoridad Portuaria de Vigo. La jueza titular del Mercantil de Vigo, Amelia Pérez, ha dado 15 días para la formulación de alegaciones a trabajadores, la propia Barreras y al Puerto. A su juicio, aunque Armón haya ofrecido 14,5 millones de euros –también incluye la totalidad de los terrenos–, el hecho de que pretenda ejecutar un ERE para cien empleados hace que su propuesta y la de Gondán estén “equilibradas”. La que ha quedado apartada es la de Marina Meridional, grupo que ya es propietario de la antigua Vulcano: “documentalmente no es capaz de acreditar haber gestionado ni participado en la construcción de ningún buque”. El que era director de Astilleros San Enrique (ex Vulcano), José María Soriano, acaba de abandonar la compañía que preside el veterano José Alberto Barreras. También Rafael Pérez (CIG) ha instado a la Xunta a que avale formalmente el proyecto de Gondán.

Al Edda 492 se le sumaría un segundo CSOV, firmado en enero, y que deberá entregarse en julio de 2024. “Barreras, por su tamaño y por su historia, ha sido muy importante para Galicia y para el sector naval. Necesitamos que vuelva a serlo. Para mí es una gran responsabilidad dar este paso y optar a hacerme cargo de este astillero, del que dependen muchas familias”, declaró Platero en una entrevista con este periódico, cuando se abrió la fase de presentación de ofertas.

Por su parte, la Xunta evitó posicionarse sobre los proyectos de Gondán y Armón, y apuntó que respetará la propuesta que se elija, buscando que sea “viable a largo plazo”, ya que esa es la “mejor garantía posible” para el futuro mantenimiento del empleo.

Al margen de las ofertas, los administradores de Barreras han emplazado al comité de empresa a constituir una comisión negociadora para un nuevo ERTE, pese a que existe uno en vigor hasta el mes de junio.

Compartir el artículo

stats