Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Lo siento, la culpa la tiene el coche”

Un informe de Reino Unido señala que un humano no debería ser el responsable legal en caso de un accidente en un vehículo autónomo, sino la firma que está detrás del sistema

Recreación de un vehículo con sistema de asistencia a la conducción. | BELRON

Incidente en la carretera. Un fallo del sistema del vehículo autónomo en el que viajaba uno de los implicados provocó un accidente. Se saldó sin heridos, pero con cuantiosos daños materiales. En esta situación, hipotética, ¿quién tiene la responsabilidad legal? ¿El conductor, el acompañante con el que charlaba en el momento del siniestro... o el coche? Para los parlamentos del Reino Unido, desde luego ninguno de los dos primeros. Un curioso informe de las comisiones de las cámaras de Inglaterra, Gales y Escocia resuelven que los conductores “humanos” no deberían ser los legalmente responsables de la seguridad vial en la era de los coches autónomos, sino que debería ser la empresa que está detrás del sistema la que asuma las responsabilidades.

La automoción está cambiando a un ritmo vertiginoso, sobre todo en lo relacionado a las nuevas tecnologías aplicadas a los vehículos. En este sentido destacan sobre todo los sistemas de conducción autónoma, en los que prácticamente trabajan todas las marcas. De hecho, esta semana Volkswagen y Boscch anunciaron un acuerdo para potenciar la investigación en esta área.

Las marcas estarían obligadas a facilitar los datos necesarios para evaluar los accidentes

decoration

Según el informe británico, del que informó ayer el Grupo Belron (especialista en recalibrar sistemas de asistencia a la conducción y al que pertenece la firma Carglass), la persona al volante de un vehículo autónomo solo podrá considerarse como un “usuario a cargo” y no sería responsable de las infracciones derivadas directamente de la conducción o de posibles accidentes como el hipotético que encabeza esta información. “Solo es responsable de tener el seguro en vigor y de comprobar que los ocupantes se han abrochado el cinturón de seguridad”, explica.

De esta forma, la responsable legal en caso de un fallo o accidente sería la empresa que está detrás del sistema de conducción autónomo. Además, los fabricantes de automóviles tendrán que tener accesibles los datos para entender la culpa y la responsabilidad tras una colisión. Las comisiones parlamentarias de Reino Unido recomiendan también “fuertes sanciones y responsabilidad penal para aquellos que no revelen cómo funcionan sus sistemas”.

Piden una nueva legislación que delimite si un coche es autónomo o no

decoration

Por otro lado, el informe solicita también “una nueva legislación que delimite claramente si un vehículo es autónomo o no”, ya que defiende que no puede haber niveles: un coche es autónomo (sin necesitan ningún tipo de supervisión) o no lo es. De igual forma, propone crear un sistema de revisiones técnicas de los vehículos automatizados, para garantizar que sigan siendo seguros.

Compartir el artículo

stats