Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La factoría viguesa de Stellantis entra en fase de confidencialidad por la nueva Fiat

Miles de vehículos producidos por Stellantis en Vigo, a la espera de embarque en Bouzas. | // M.G. BREA j.c.

Stellantis Vigo vuelve a fase de confidencialidad. Como es habitual cada vez que se produce un lanzamiento comercial, el grupo ha decretado la confidencialidad en la planta gallega para que no se filtren detalles o imágenes del que será el primer modelo Fiat de Balaídos: la nueva Dobló, la quinta silueta asociada al proyecto K9, y de la que se espera que contribuya a aumentar la producción en el Sistema 2 en varias decenas de miles de unidades al mes. Quedará prohibido así el uso de cámaras de fotos y móviles con estos dispositivos y se reducen a la mínima expresión las visitas a todas las naves de la factoría por las que circulen estos nuevos vehículos.

El centro vigués ya ha iniciado el montaje de las preseries de esta nueva furgoneta, pese a que el grupo todavía no ha hecho oficial la adjudicación del proyecto a Balaídos. La planta sigue los pasos de la francesa SevelNord, que también ha incorporado una nueva silueta Fiat a su portfolio de furgones –como la de Vigo montaba las versiones Citroën, Peugeot, Opel/Vauxhall y Toyota del proyecto K-zéro, a la que sumó una quinta para la marca italiana–. En Vigo, los proveedores con contratos para los K9 llevan meses adaptando sus capacidades para hacer frente a una subida de la demanda de los comerciales ligeros, impulsada por este nuevo modelo.

A mayores, empresa y comité tienen prevista una reunión hoy para abordar el programa de trabajo de los próximos meses, que, según ha podido saber FARO, vendría “cargado” gracias sobre todo al tirón del Peugeot 2008. Este superventas se ha consolidado como uno de los diez modelos más comercializados en Europa, liderando el codiciado segmento de los SUV.

Compartir el artículo

stats