Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal avisa que el sistema del Sergas de bajas por COVID disparará el absentismo

Las empresas reclaman que sus médicos y las mutuas puedan intervenir en la certificación de los contagios para que no dependa únicamente de una autodeclaración del trabajador

Un trabajador de la construcción preparando el encofrado de una planta. / RAFA VÁZQUEZ

Los empresarios reciben con sumo recelo el nuevo sistema estrenado por el Sergas para tramitar las bajas por COVID. Para aliviar la carga de trabajo de la Atención Primaria, Sanidade ha habilitado un formulario online para que cualquier persona pueda autodeclararse positiva por coronavirus sin justificante alguno, tras lo cual aparece automáticamente en la lista de su médico de cabecera para que este le tramite la baja o le preste atención sanitaria si presenta síntomas. La patronal discrepa con este método al no haber facultativos que acrediten la autenticidad del test positivo y piden al Sergas que establezca un mayor control sobre las bajas para que no dependan únicamente de que un trabajador notifique sin prueba alguna que se ha contagiado. Las empresas temen que este nuevo protocolo dispare el absentismo y les genere un caos muy difícil de gestionar, sobre todo en las firmas con un número reducido de empleados.

“No es una buena medida. El Sergas no tenía que haber tomado esa decisión. El sistema puesto en marcha debería ser la última opción y no la primera”, sostiene con contundencia el presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), Jorge Cebreiros, quien asegura que se hace eco de las impresiones que le trasladaron sus asociados. “Con el fin de evitar el colapso de la Atención Primaria puede que el colapso llegue a las empresas, sobre todo en aquellas que no cuenten con equipos de recursos humanos para buscar sustitutos y planificarse”, añade.

Galicia alcanzó ayer los 62.693 contagiados por COVID y la previsión de la Xunta es que la curva de positivos siga aumentando la próxima semana, lo que se traducirá, presumiblemente, en más confinamientos y bajas laborales. El pasado mes diciembre, las nuevas variantes del coronavirus ya dieron muestra de lo que son capaces de hacer. Fueron 24.100 los trabajadores que estuvieron de baja en Galicia, lo que supuso multiplicar por siete los registros de noviembre. Y enero, al menos hasta el día 18, cuando se calcula que se producirá el pico de contagios en la comunidad, tiene grandes probabilidades de que se mantenga la tendencia.

“No se ha pensado en las empresas”, sostiene Cebreiros, para quien el sistema del Sergas “va a impactar, sin duda, en los niveles de absentismo”. “Estas últimas semanas ya fueron un caos por la gestión de las bajas y las próximas van a ser un caos aún mayor”, destaca, en referencia a los 24.100 trabajadores que el pasado mes estuvieron incapacitados para acudir a su puesto.

Los recelos

El principal motivo de queja de la patronal es que no haya un profesional sanitario que controle personalmente que el test de antígenos se hizo correctamente y que el resultado sea auténtico. Tal como se ha diseñado el protocolo, es cada persona la que lo hace y comunica al Sergas que ha dado positivo, sin que tenga que aportar prueba alguna o una certificación del resultado, lo que da pie también a los episodios de picaresca.

Lo que pide la patronal al Sergas es que ejerza un mayor control sobre las bajas, “que no quede al albedrío de un autotest”. Para ello, reclama que sea un médico del Sergas el que la conceda –esto es así siempre–, pero tras acreditar que el trabajador está infectado y no solo como consecuencia de una autodeclaración online de que ha dado positivo en un test de antígenos. Y si esta opción no es posible, como alegó el Sergas para apostar por este modelo para no colapsar la Atención Primaria con las consultas, entonces que sean los médicos de las empresas y de las mutuas las que realicen las pruebas. “Que sea siempre un profesional el que las certifique”, expone Jorge Cebreiros.

Sanidade se comprometió a estudiar cambios para mejorar su eficacia

El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Juan Vieites, informó de que la patronal le había enviado una carta al conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y que había hablado telefónicamente con él para pedirle cambios en el protocolo, de forma que los médicos de las empresas y de las mutuas pudieran hacer algún tipo de control o supervisión posterior sobre las bajas, pero no dio más detalles sobre la fórmula concreta.

Según contó, el conselleiro se comprometió a estudiar la petición para ver si era posible introducir “en los próximos días o semanas” cambios en el protocolo. “La salud es importante, eso siempre, pero tenemos que buscar un equilibrio con la competitividad de las empresas e ir a un sistema más eficaz”, comentó. Añadió que hay algunas empresas con entre el 15% y el 20% de trabajadores con baja y que el sistema, “siendo el mejor en estos momentos”, puede derivar en picaresca y que empleados no acudan a trabajar sin ningún motivo.

Un autodiagnóstico de contagio sencillo y basado en la buena fe

El nuevo protocolo para declarar un contagio por COVID ya funciona desde el viernes y su objetivo es agilizar la validación de la infección y aliviar la carga de trabajo de la Atención Primaria, habilitando una vía para que los pacientes no tengan que acudir a unos centros de salud ya saturados por la sexta ola.

Su funcionamiento es muy sencillo y basado en la buena fe. Se hace por internet y se meten datos como nombre y apellidos, DNI, fecha de nacimiento, teléfono de contacto, dirección y fecha de realización del test en que dio positivo por coronavirus, tras lo cual para el Sergas ese contagio ya cuenta a todos los efectos, aunque la persona no aporte certificación alguna de que ha dado positivo.

Automáticamente, el paciente aparecerá en la lista de su médico de cabecera, que le telefoneará para darle la baja laboral en caso de que sea necesario o para ofrecerle atención médica si presenta síntomas. En cuanto se acerque el séptimo día de cuarentena a partir del registro en la web, recibirá una segunda llamada para verificar que no tiene síntomas y trasladarle que el aislamiento llega a su término.

Compartir el artículo

stats