Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marina Meridional eleva sus promesas por Barreras mientras desguaza la ‘exVulcano’

Nave de parrillas de A Manquiña, hoy en fase de desmantelamiento. MARTA G. BREA

Astilleros San Enrique es el nombre con el que la compañía Marina Meridional –es parte del holding de José Alberto Barreras (Madrid, 1933)– rebautizó la desaparecida Factorías Vulcano. Aunque el veterano empresario decidió no mantener la centenaria marca creada por Enrique Lorenzo, a día de hoy utiliza imágenes de buques ensamblados en Vulcano como parte de su estrategia de expansión industrial. La compañía se presenta como un hub naval, con arraigo y experiencia en todo tipo de construcciones en gradas de Vigo, Andalucía (compró, también durante su liquidación, la extinta Astilleros de Huelva) o Ceuta. Y con estas credenciales opta a la compra de la unidad productiva de Hijos de J. Barreras.

En su web figuran como propios barcos como el Polar Duchess, Cape Grafton o el Privodino, hechos en Teis en los noventa o finales de los 2000. Eso sí, en paralelo a su proyecto de compra del mayor astillero privado de España, que amplifica con comunicados de prensa, ha encomendado a su plantilla el achatarramiento de parte de las instalaciones de Vulcano, según confirmaron trabajadores y pudo comprobar FARO. “Se nos dijo que, en caso de perder la concesión, se centrarían en trabajos de calderería pesada, pero lo cierto es que estamos desguazando”, denuncia uno de ellos.

En concreto, la decena de empleados en nómina de San Enrique ha procedido ya a la retirada de superficies de conformado, con el objetivo de “hacer liquidez” con la venta de materiales metálicos para chatarra. Son planchas de gran densidad, útiles para este fin. También han recibido órdenes de replicar lo propio con las parrillas de la nave conocida como A Manquiña, contigua al vial de acceso al puerto de contenedores de Guixar, y fundamentales para la unión de bloques de nuevas construcciones, por ejemplo. Mientras esto sucede en Teis, Marina Meridional asegura contar con “hasta cinco cartas de contratación de diferentes clientes” en su propuesta de compra por Barreras, como apuntó ayer en una nota a los medios. Pugna en este proceso contra Astilleros Armón (con 14 pedidos en ejecución) y Astilleros Gondán (4 barcos en cartera, y una garantía de la noruega Østensjø Rederi por otros tantos).

Meridional no ha construido, en Huelva o en Vigo, ningún barco; las que son por ahora sus únicas instalaciones en suelo gallego, las de la antigua Vulcano, no tienen actividad industrial.

Anuncio

Entre tanto, el grupo de José Alberto Barreras dio ayer por hecho la firma de un macropedido para el Gobierno de Bangladesh, que aportaría hasta 48 meses de carga de trabajo. En el mismo comunicado, la propia Meridional acotaba la dimensión de este anuncio: “El Ministerio de Transporte Marítimo [...] acaba de notificar el comienzo de la licitación para contratar la construcción y entrega de cuatro transportadores alimentadores de contenedores para su flota”, dice textualmente el comunicado. La licitación es la primera fase en un proceso de contratación pública, como es este caso, y no asegura ningún contrato. “A este encargo se suma el reciente pedido de 12 dragas cortadoras de succión del Ministerio de Recursos Hídricos”, añadía Marina Meridional, sobre unos encargos aparentemente amarrados que hasta la fecha no había desvelado. Todavía están en fase de negociación.

  • La promesa de Marina Meridional: cuatro años de carga de trabajo para Barreras

“El contrato propuesto por el Ministerio de Transporte Marítimo también incluye su financiamiento”, zanjó la nota de prensa. “La adquisición de la unidad productiva de Barreras reforzará aún más la oferta y negociación de Marina Meridional –defendió la empresa–, ya que le aportará las referencias pasadas de embarcaciones similares a las que se están requiriendo” por parte del Gobierno que dirige Abdul Hamid.

Plagado por una extensísima red de ríos y canales, el país asiático dedica una importante dotación económica a los dragados fluviales. El pasado noviembre, el ministro de Transporte Marítimo, Khalid Mahmud Chowdhury, anunció la compra de 38 dragas, así como la futura adquisición de otras 42. El objetivo pasa por la mejora de la navegabilidad de los ríos; las vías de transporte fluvial en Bangladesh se extienden por cerca de 6.000 kilómetros.

La decisión final sobre las instalaciones de Barreras, que como sociedad será liquidada por decisión de Ritz-Carlton Yacht (Cruise Yacht), se producirá previsiblemente la próxima semana.

Compartir el artículo

stats