Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Stellantis programa para enero el montaje de las primeras furgonetas Fiat en Balaídos

Stellantis programa para enero el montaje de las primeras furgonetas Fiat en Balaídos

La quinta silueta de las furgonetas que conforman la plataforma de las K9 del grupo Stellantis está cada vez más cerca de dejarse ver por Vigo. El grupo formado tras la fusión de PSA y FCA programa ya para enero el montaje de las primeras unidades de la Fiat Doblò en Balaídos. La planta se encuentra realizando los trabajos previos en la zona de prototipos conocida como el “búnker”, según ha podido saber este periódico. De allí saldrá el primer modelo de la marca italiana ensamblado en la ciudad, un vehículo comercial ligero cuya adjudicación oficial se espera para el primer trimestre del próximo año, pero cuya integración en la plataforma EMP2 (donde se montan las superventas Berlingo y Partner, así como la Opel Combo y la Toyoya Proace City) ya fue confirmada por Alberto de Aza, responsable del grupo para el negocio de este tipo de coches en España y Portugal. La renovada Doblò, que hasta la fecha se produce en Turquía (por parte de Tofas), supondrá en principio unas 10.000 unidades más al mes para la factoría y sus proveedores en el área, que ya fueron avisadas hace meses del aumento de cadencia necesaria para iniciar la producción.

La llegada de la Doblò es un secreto a voces entre el sector de la automoción olívico. La unidad de Fiat Professional es muy similar a las facturadas desde Balaídos y ya desde la fusión entre ambos fabricantes se rumoreó con la posible integración de este vehículo comercial ligero en la misma plataforma que las K9, empleada en Vigo.

El pasado 12 de julio FARO adelantó la llegada de la furgoneta de Fiat, cuya primera proyección situaba el ensamblaje de unidades para enero. Y en eso están trabajando ahora desde el búnker, con unas tareas previas en el taller que paulatinamente se irán extendiendo al resto de áreas para acoger la producción del vehículo, un caso igual a la integración en 2017 de la Combo (tras la compra de Opel a General Motors) y de la Proace City desde 2019 (tras un acuerdo con la corporación japonesa Toyota).

De hecho, desde la dirección de la compañía olívica ya habían contactado con las principales proveedoras de la zona para una petición generalizada de un aumento de la cadencia de fabricación de los componentes de entre un 15% y un 20% para acoger a la Doblò.

Versión eléctrica

Las 10.000 unidades extra que sumará Balaídos servirán para cubrir también parte de la producción de las versiones eléctricas que se irán para la factoría del grupo en Ellesmere Port, Reino Unido, donde se anunció una inversión de 100 millones de libras (unos 118 millones de euros al cambio actual) para la adecuación de la planta a los modelos eléctricos.

De hecho, fuentes de las proveedoras habían confirmado que, en principio, la carga de trabajo que se va a Inglaterra es menor que la que llega con el modelo de la marca italiana. Algo similar a lo avanzado por Alberto de Aza en la entrevista con este medio, en la que recalcó que la planta de Vigo “es fundamental a nivel industrial” y que no perderá producción.

La Fiat Doblò. Stellantis

Aunque la intención de la firma es que Balaídos siga siendo biflujo (en la otra línea factura turismos como el exitoso Peugeot 2008, que recientemente desbancó al Volkswagen Golf como el coche más vendido en Europa), la llegada de esta quinta furgoneta situará a la factoría como una de las principales del mundo en cuanto a la fabricación de vehículos comerciales ligeros.

Mientras trabaja en la integración de esta nueva silueta, Stellantis Vigo sigue atravesando dificultades por la crisis de suministro de algunos componentes vitales para la actividad, como los semiconductores. La falta de microchips sigue llevando a que la fábrica sufra paradas y, de hecho, recientemente anunció la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para el próximo año, que será el tercero desde el inicio de la pandemia. Finalmente, afectará a casi 5.000 trabajadores.

Compartir el artículo

stats