Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Debate abierto por el relevo generacional

De izquierda a derecha: Mar Ciorraga (patronista), Jesús Bori (Fontanero), Paula Barcia (patronista) y Román Rodríguez (Carpintero)

Que con 26 años trabaje como patronista en una empresa de moda en Galicia no quiere decir que las cosas fueran fáciles para Paula Barcia. Pudo probar, de forma efímera, Derecho.

Paula Barcia en uno de sus desfiles

Encontrar su sendero vocacional en la moda. Perderse en la creatividad del diseño y reconciliarse con ella en el patronaje.

Profesionales de todas las edades analizan las causas de la falta de trabajadores en los oficios tradicionales: el acceso al mercado laboral, los sueldos o las inquietudes.

“Buscan experiencia pero si no nos dan una oportunidad nunca tendremos esa experiencia”

Paula Barcia - Patronista

decoration

Porque la edad poco importa y la trayectoria profesional tiene mucho de implicación. “Es difícil encontrar una buena patronista por toda la técnica que implica”, comenta.

Paula Barcia Patronista

Por eso abundan, en las empresas del sector, profesionales de trayectorias largas: véase a Mar Ciorraga, que con 52 años cuenta unos 30 en el oficio. Por eso el relevo generacional es uno de los hándicaps de esta profesión.

“Los chicos se dan cuenta de la realidad. Están dispuestos a trabajar y a darlo todo. Les apasiona su trabajo, solo necesitan una oportunidad ”

Mar Ciorraga - Patronista

decoration

Los cuerpos siguen siendo los mismos que cuando Ciorraga empezó. Han evolucionado las herramientas de trabajo. “Antes era patronista de mesa, de papel y de regla. Hoy soy patronista de ratón y pantalla”, cuenta. El salto llegó con la digitalización de los procesos.

Mar Corriaga, patronista Lidia Montes

Aún así, algunas jornadas de trabajo son largas. Quizás por ello el sector se haya visto lastrado por la falta de empleados de ciclos formativos, de perfiles jóvenes que den relevo.

“Antes era patronista de mesa, de papel y de regla. Hoy soy patronista de ratón y pantalla”

decoration

“Los sueldos han bajado”, apunta la patronista una de las que considera podría situarse entre las principales causas. También influye el acceso al mercado laboral para los perfiles más jóvenes: “buscan gente con experiencia, pero si no me das una oportunidad nunca voy a tener experiencia”, reflexiona Barcia. “Es difícil conseguir un contrato cuando empiezas”.

Mar Ciorraga, en su taller, con algunos de sus diseños Pablo Hernández Gamarra

Faltan profesionales en construcción, hostelería, moda o transporte

Es paradójica la situación. Pues no son pocos los sectores que atraviesan una crisis de profesionales. Acostumbran a estar, estos perfiles que escasean, vinculados a los ciclos formativos. Faltan profesionales de oficios en el sector de la moda, como patronistas. También en el del mueble, en el transporte por carretera, en la hostelería y en la construcción.

“Las empresas tienen que ayudar un poco en la inserción laboral”

Paula Barcia - Patronista

decoration

Acusan de la situación a la falta de relevo generacional. Al trasvase de trabajadores a otros sectores por la crisis del 2008 o del COVID. A la carrera de fondo que supone la inserción laboral.

  • La falta de relevo generacional provoca un aumento del número de hoteles en venta

A los bajos salarios, los contratos temporales y precarios. A un sistema formativo que ha priorizado la educación universitaria en detrimento de los oficios. A las duras condiciones de estas profesiones.

“Se primó la formación universitaria. Te decían que estudiaras para llegar a tener un buen trabajo”

Jesús Bori - Fontanero

decoration

Y todo ello se refleja en ciertas trayectorias como la de Jesús Bori. Empezó con 21 años como fontanero, asalariado. Ahora tiene 40 años y es autónomo. Entre medias, trabajó en la automoción durante 11 años, en la actual planta de Stellantis. “Fui promocionando, pasé por varios puestos”, cuenta Bori.

“Hoy se está demostrando que eso no es así, que puede ganar más un albañil o un mecánico que un abogado. Algunos están en hostelería”

decoration

Así hasta que hace 4 años decidió hacerse trabajador por cuenta propia y proseguir con su oficio de fontanero. En su opinión, “hoy en día en el sector todo el mundo tiene trabajo”.

  • El sector del mar en Galicia, sin relevo: casi dos jubilados por cada trabajador en activo

Lo que sucede es que, a la hora de escoger formación, muchos congéneres optaron por carreras universitarias y no por los ciclos formativos, analiza. “Se primaba la formación universitaria. Te decían que estudiaras para tener un buen trabajo. Hoy se está demostrando que puede ganar más un albañil o un mecánico que un abogado”, opina Bori.

Jesús Bori Fontanero

Son trabajos duros, reconoce el fontanero, “la gente quiere trabajar desde la silla de su casa”. Lo que propicia que haya oficios sin interés para las nuevas generaciones. “La mayoría de los chicos se dan cuenta de la realidad. Están dispuestos a trabajar y a darlo todo porque les apasiona su trabajo”, contrarresta el argumento Ciorraga, que además es CEO de la escuela de moda viguesa Goymar.

“Hay una falta de concordancia entre la oferta educativa y las competencias que necesitan las empresas”

Ramón Rodríguez - Carpintero

decoration

Carpintero de profesión, Ramón Rodríguez, cuenta 40 primaveras y nueve años como autónomo. Dejó atrás el trabajo de asalariado en la empresa y esas horas de más de lo que establecía la jornada. Así que emprendió. Él constata y, a la par, acusa la falta de profesionales en el sector. Sin embargo, añade a la conversación la variable de la oferta educativa. A su juicio “falta concordancia entre la oferta formativa y lo que necesitan las empresas”.

“Hay una clara escasez de profesionales”

decoration

Empezó hace 20 años como aprendiz, “comenzando desde abajo”, relata y así fue adquiriendo habilidades. Un razonamiento similar al que apunta Barcia: “dan formación básica. Yo puedo hacer una prenda y escalarla, pero es difícil que alguien te forme para hacer unas mallas elásticas”, expone la patronista empleada, actualmente, en una empresa de moda deportiva. La controversia está servida.

Carpintero Ramón Rodríguez

Los mensajes que replican generaciones jóvenes, no tan jóvenes y las de largas trayectorias profesionales se repiten. “La crisis nos ha hecho mucho daño”. “Hay profesores no saben enseñar”. “Las empresas tienen que ayudar un poco en la inserción laboral”. Unas opiniones son abiertamente críticas con los empresarios: “los salarios han bajado”. Otras voces lo son con los trabajadores: “Hay trabajos que los jóvenes ya no están dispuestos a hacer”. Unas perspectivas admiran el pasado: “las modistas de antes eran buenísimas. Hacían las cosas a ojo, probando y arreglando. Esos patrones son los buenos”. Otras que confían en el futuro: “hay jóvenes dispuestos a darlo todo. Solo necesitan la oportunidad”.

Compartir el artículo

stats