Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El transporte firma la paz en Pontevedra con un convenio nuevo para 8.000 trabajadores

Varios camioneros, ante la terminal cubierta del grupo Nogar en el puerto. | // G. SANTOS

Los trabajadores del sector de transporte de mercancías por carretera de Pontevedra tienen nuevo convenio colectivo. El acuerdo alcanzado entre la Asociación Provincial de Transportes de Mercancías de Pontevedra (Asetranspo) y Operadores Logísticos, por la parte empresarial y las centrales sindicales de UGT y Comisiones Obreras, hecho público este miércoles, contempla un alza salarial del 4,25% en el acumulado del periodo entre 2020 a 2022, mejoras en el pago de las dietas y una aclaración en el ámbito de aplicación de actividades a las que afecta el convenio. El pacto alcanzado amparará a unos 8.000 conductores en la provincia, después de que el anterior convenio caducara en 2018.

Entre las novedades del acuerdo se encuentra la subida de la retribución de los empleados del sector. Un alza escalonada a lo largo de los tres años de aplicación, que contempla que en 2020 el salario base se incrementó un 0,75% sobre la tabla salarial de 2019, que establece 1.101,85 euros mensuales para un conductor, conductor mecánico o repartidor, distribuidos en quince pagas. En el ejercicio de 2021, esta subida es del 1,75% y en 2022 proyecta otro 1,75%.

El documento publicado ayer en el Boletín Oficial de la Provincia de Pontevedra llega con casi dos años de retraso. Sus negociaciones se remontan a 2019 y su vigencia abarca 2020, 2021 y 2022, por lo que sus efectos económicos se retrotraerán al 1 de mayo de 2020. Esto quiere decir que las empresas tendrán que abonar a sus trabajadores los atrasos desde tal fecha, desde que el convenio entró en vigor. El salario base, por tanto, para esos 8.000 transportistas pontevedreses se elevaría en el presente ejercicio a 1.129,54 euros mensuales, repartidos en quince pagas.

Uno de los elementos claves del nuevo convenio reside en una aclaración en su artículo uno, que afecta al ámbito de aplicación. En él se refleja qué actividades y sectores productivos se verán amparados bajo el paraguas del nuevo acuerdo. Y es que el recién publicado documento establece las actividades que abarca el convenio con “independencia del tipo de mercancía o la masa máxima autorizada del vehículo que empleen para el transporte”. Tras esta modificación se esconde una realidad del sector, que “muchas empresas alegaban que su actividad era la de paquetería, no la de transporte de mercancía”, expone Rubén Bernárdez, asesor laboral del transporte de UGT- Vigo.

Bajo el pretexto del vehículo utilizado y la carga, algunas compañías de reparto aplican en sus contrataciones el convenio de mensajería, caducado desde 2016 y que contempla, entre otras cosas, retribuciones más bajas. La idea con esta aclaración es “despejar dudas sobre la aplicación del convenio a las actividades de mensajería. Esto nos da seguridad jurídica ante la judialización de las denuncias por aplicación de convenio y aclara dudas a aquellos que no lo tengan claro”, incide el portavoz de UGT, que explica que estas empresas estarían vinculadas a las nuevas plataformas. Por ello, advierte Bernárdez, el sindicato interpondrá las “demandas necesarias para que se reconozca a los trabajadores de las empresas que reparten para Amazon el convenio que deben aplicar”.

Tras dos años de negociaciones, el acuerdo se publica en un momento convulso para el sector. Cuando encontrar camioneros se ha convertido en una tarea harto complicada para los empresarios. También a las puertas de una convocatoria de paros, por parte del Comité Nacional del Transporte, entre el 19 y 22 de diciembre, justo antes de Navidad y en protesta por el “estado de abandono” por parte del Gobierno.

Jornadas de 40 horas, dietas y fiestas de guardar

Adicionalmente, el convenio del transporte de mercancías por carretera, publicado ayer, establece que los trabajadores del sector contarán con dos días de libre disposición para una jornada de 40 horas semanales. Lo que significa que las horas que se excedan deberán ser pagadas como extra. También eleva la cuantía de las dietas para los trabajadores. Los que operen en territorio gallego percibirán 39,13 euros por la dieta completa, repartidas entre 10,67 euros para la comida, 10,67 euros para la cena y 17,79 euros en caso de pernoctación.

Una cuantía que la empresa podría sustituir por el pago de alojamiento y comida del trabajador. Además, el convenio estipula que quienes trabajen domingos y festivos tendrán un incremento salarial del 75% por cada hora trabajada. Se incluye un apartado especial para las jornadas del 25 y o 1 de enero, por las que los empleados del transporte percibirán 100 euros adicionales y 50 euros para aquellos que trabajen a partir de las tres de la tarde el 24 y el 31 de diciembre.

Compartir el artículo

stats