El número de parados registrados en los Servicios Públicos de Empleo en Galicia descendió en noviembre en 1.298 personas, un 0,84 % menos que el mes anterior, hasta situarse en 152.747 personas en situación de desempleo. En términos interanuales, en Galicia disminuyó el paro un 18,52 %, con 34.725 personas paradas menos que en noviembre de 2020.

Según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo y Economía Social el descenso fue más acusado a nivel estatal, con una caída respecto al mes anterior del 2,28 %, hasta los 74.381 desempleados. La cifra total de paro registrado se sitúa, por tanto, en las 3.182.687 personas, la cifra más baja en un mes de noviembre desde 2008.

La comunidad gallega contó el pasado mes de noviembre con un total 152.747 parados (63.467 hombres y 89.280 mujeres) y se redujo el desempleo de manera desigual en las cuatro provincias, de forma que en A Coruña en noviembre había 61.163 parados (un 1,01 % menos); en Pontevedra 59.502 (un 0,82 % menos), en Ourense 17.321 (un 1,43 % menos) y en Lugo 14.761, la única provincia en la que en noviembre subió el paro (0,88 % más). En términos interanuales el paro descendió en A Coruña un 19,59 %, con 14.900 parados menos; en Pontevedra un 16,85 %, con 12.057 desempleados menos; en Ourense un 17,77 %, con 3.743 parados menos; y en Lugo un 21,43 %, con 4.025 parados menos.

En relación a los distintos sectores de actividad, según los datos del Gobierno central, se registraron en noviembre un total de 5.508 parados en agricultura, 16.816 en industria, 10.752 en construcción, 107.302 en servicios y 12.369 en personas en el colectivo desempleado. Entre extranjeros, el paro afectó a un total 10.435 personas, 113 más que en octubre, es decir, un 1,09 % más; pero 4.181 menos (28,6 % menos), si lo comparamos con noviembre del año anterior. Además, según los datos, 3.520 fueron comunitarios y 6.915 fueron extracomunitarios.

Por otro lado, en relación a la búsqueda de empleo, en Galicia se alcanzaron los 214.046 demandantes en noviembre, de los que 31.693 estaban ocupados y 17.988 indicaron en su solicitud condiciones especiales de trabajo. Los demandantes no ocupados fueron en noviembre 164.365, un 0,95 % menos que el mes anterior, es decir, 1.578 menos; aunque en términos interanuales fueron 38.080 menos, un 18,81 % menos.

En cuanto a la contratación, se contabilizaron 88.297 contratos, 912 menos respecto a octubre (un 1,02 % menos), y en comparación con el mismo periodo de 2020 aumentaron en 26.986 con una subida del 44,01 %. Del total, 11.873 fueron contratos indefinidos (3.960 más que en octubre) y 76.424 temporales (4.872 menos que en octubre).

Récords a nivel del Estado

Los datos de empleo siguen batiendo récords en la recuperación postpandemia, y el mes de noviembre deja tres marcas históricas pulverizadas: en primer lugar, se concatenan por primera vez 9 bajadas mensuales del paro registrado consecutivas. Además, el desempleo cierra noviembre con una reducción de 74.381 parados, la caída más marcada para un decimoprimer mes del año en toda la serie histórica, que comienza a mediados de los 80. Y por último, la Seguridad Social también deja una subida récord de afiliados para noviembre: 61.768 más. El número global de desempleados registrados se queda así en 3.182.687, por primera vez por debajo de los niveles prepandemia, y el total de afiliados a la Seguridad Social remonta hasta los 19.752.358.

El paro bajó en 15 de las 17 comunidades autónomas, con descensos especialmente notables en la Comunidad Valenciana (30.633 parados registrados menos), Madrid (-11.477) y Andalucía (-9.162). Subió, en cambio, en Baleares (+5.771) y Asturias (+647). En cuanto a los sectores económicos, noviembre ha sido especialmente positivo en términos de afiliación para la Educación (+29.735) y el Comercio (+28.789), mientras que ha caído el empleo sobre todo en Hostelería (-62.633).

También mejoran las cifras de trabajadores en erte, que no han dejado de bajar desde el pasado febrero: ya sólo quedan en regulación temporal de empleo 125.632 empleados; eso sí, la Seguridad Social avisa de que esos datos son provisionales y puedan variar de forma significativa en los próximos días, por un reciente cambio de normativa que permite a las empresas registrar a lo largo de todo el mes de diciembre los erte que empezaron en noviembre. En todo caso, son los niveles más bajos desde el comienzo de la pandemia; en los primeros momentos de la crisis sanitaria, en abril de 2020, llegó a haber más de 3,5 millones de personas con la jornada de trabajo suspendida o limitada mediante erte.

Pocos precedentes

Hasta la fecha, los noviembres con datos positivos de paro podían contarse con los dedos de una mano: el desempleo sólo bajó en el de 2018, en el de 2015, en el de 2014, en el de 2013 y en el del 1989. En Seguridad Social, el aumento de la afiliación en el decimoprimer mes del año es también la excepción: además de esta ocasión, también hubo subida en 2020 (un año en el que muchos datos fueron distintos a los habituales por la pandemia), en 2015 y 2014 (años de recuperación del empleo, después de la crisis financiera), y para buscar datos buenos anteriores hay que remontarse ya a 2007.

Noviembre sigue a un octubre también excepcionalmente favorable en datos de empleo: el mes anterior bajó el paro por primera vez desde el comienzo de la democracia, en 734 personas, y la Seguridad Social registró la mayor subida en la afiliación para un décimo mes del año, con 159.478 cotizantes ocupados nuevos.