La viguesa Conservas Cerqueira levantará una nueva planta en Rianxo el año que viene. Tras adquirir cinco parcelas del polígono de Té en 2020, un total de 24.896 metros cuadrados por una cantidad de 1,5 millones de euros, la empresa que dirige Juan Manuel Cerqueira ha oficializado un desembolso de 880.000 euros para hacerse con otros 11.548 metros cuadrados. La intención es “construir sus nuevas y pioneras instalaciones” en la zona, según trasladaron ayer desde Suelo Empresarial del Atlántico (SEA), con la idea de trasladar la actividad que la firma tiene en la actualidad en el centro de Ribeira.

Cerqueira, cuya marca más reconocida es Pay Pay, es una de las conserveras con más historia de Galicia. Con origen en 1890, tiene su sede central en Vigo, en la calle Tomás Alonso, y cuenta con una fábrica en Ribeira.

Fuentes cercanas a la operación de la compra de suelo explican que en la localidad del Barbanza la firma estaba muy limitada en cuanto espacio e instalaciones obsoletas. “Se quedó sin opciones de crecer”, apuntan.

De hecho, la empresa presentó un proyecto para esta futura planta al CDTI, por valor de 218.606 euros. Según explica en su página web, buscan “la optimización de la eficiencia del proceso productivo para incrementar la competitividad y la incorporación de tecnologías de producción sustancialmente mejoradas respecto a las actuales y más respetuosas desde el punto de vista tanto medioambiental como de la seguridad laboral”.