Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sindicatos presionan a Industria, Xunta y SEPI para que sea un astillero el que se haga con Barreras

Instalaciones de Barreras, con los cascos del fallido proyecto Havila ocupando las gradas. | P. HERNÁNDEZ

El tiempo se agota y la situación tiene más sombras que luces. La fecha fijada como límite para que las empresas interesadas formulen sus ofertas vinculantes para comprar Hijos de J. Barreras se acerca peligrosamente. Sin noticias de la firma que dirige todo el proceso, la consultora Kroll, ni tampoco del juzgado o del mediador independiente necesarios para el prepack concursal, los sindicatos presionan estos días tanto a la Xunta como al Ministerio de Industria y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para que encuentren una salida para la mayor atarazana privada de España. “El 3 de diciembre está a la vuelta de la esquina”, lamenta el responsable del subsector naval de UGT, Manuel Velado, que señala la situación como “crítica”. La opción pasa, según las centrales sindicales, por “crear un frente común crear entre todos los agentes” para encontrar una salida al astillero.

Los sindicatos están apurando sus opciones ante las administraciones, así como ante Pymar. La sociedad que representa a los pequeños y medianos astilleros españoles y que dirige Almudena López del Pozo también estuvo presente en una reunión entre representantes de Industria y de la UGT y CC OO en la que el tema del astillero olívico volvió a estar sobre la mesa. “Analizamos la situación, las diferentes alternativas e instamos al Ministerio para abordarlo tanto con ellos y como con la Xunta”, comenta Velado.

La anterior fecha para presentar ofertas era el 31 de diciembre

decoration

Sobre la mesa estuvieron los nombres de Grupo Armón y Gondán Shipyard, las dos empresas españolas que junto a Marina Meridional, de José Alberto Barreras, pasaron el corte para poder presentar una oferta. Se desconoce si les dará tiempo a la elaboración de la due diligence y de la propuesta final, ya que en un principio contaban con hasta el 31 de diciembre para ello.

Por el momento, Barreras sigue en manos de momento de una sociedad de Malta propiedad de Oaktree. “Queremos que hablen Xunta y Ministerio para solicitar a la propiedad que exponga cómo está el proceso o si hay otros escenarios más allá del prepack”, explica desde CC OO Ramón Sarmiento, que recuerda que “la propiedad actual no tiene ningún crédito”.

Desde los sindicatos avisan también que están preocupados por lo que pueda pasar con la concesión, sobre todo tras lo sucedido con la ya extinta Factorías Vulcano (ahora en manos de Marina Meridional).

En busca de liquidez para el “Evrima”

La cadena hotelera The Ritz-Carlton, que forma parte del grupo Marriott International, vive prácticamente ajena a lo que sucede con la división de yates Ritz-Carlton Yacht Collection que, como se esfuerza en reconocer en su página web, está operada bajo licencia por Cruise Yacht OpCo Limited, que la emplea como marca comercial. La firma de Malta fue la encargada de liderar el fiasco del proyecto Evrima, el primero de los tres cruceros proyectados y cuya construcción se asignó a Hijos de J. Barreras. Tras los múltiples retrasos, los cambios en el propio proyecto y en las fechas del viaje inaugural y, por último, el efecto de la pandemia, los inversores buscan liquidez. Según recoge el Walt Street Journal, el fondo Oaktree Capital Management, que respaldó la propuesta naviera impulsada por Douglas Prothero y respaldada por Ritz, está sondeando una inyección de capital para hacer frente a esos “años de demora”, como refleja el medio. Fuentes familiarizadas con el movimiento impulsado por Oaktree trasladaron al WSJ que se están “explorando opciones de financiamiento” que no diluyan la participación de los impulsores en la empresa creada para explotar los cruceros.

Los cierto es que ya son cinco las veces que el equipo de Prothero ha retrasado el viaje inaugural del Evrima, que por cambiar cambió hasta de nombre durante todo el proceso (era el Azora). El buque de ultralujo saldrá, si no se vuelve a producir un cambio de planes, de Lisboa. Lo hará el 6 de mayo del año próximo, durante 11 noches y hasta Barcelona. Antes la salida estaba prevista para el pasado 10 de noviembre, 110 días más tarde que la anterior previsión que lanzó el entonces presidente ejecutivo de Barreras, el 24 de julio.

Según el mismo medio especializado, estos retrasos se deben a las “restricciones pandémicas”, uno de los motivos por los que ahora Ritz-Carlton Yacht Collection explora la posibilidad de obtener nuevos fondos.

Mientras, la naviera (sin barcos) del canadiense Douglas Prothero intenta reforzar el apartado de ventas. La firma anunció recientemente el nombramiento de Kristian C. Anderson como vicepresidente de Ventas Global y de Karen Shiers como directora senior de MICE (Meetings, Incentives, Conferences & Exhibitions) sales.

Compartir el artículo

stats