Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Notarías y gestorías, al borde del colapso por el impuesto de plusvalía

Una mujer observa el escaparate de una inmobiliaria en Vigo. | // MARTA G. BREA

El pasado 26 de octubre se conocía el fallo del Tribunal Constitucional en el que se declaraba nulo el impuesto de plusvalía municipal, el tributo que pagan los ciudadanos a los ayuntamientos por vender o transmitir un inmueble o una finca. La sentencia ha dado lugar a una oleada de consultas sobre transmisiones en notarías y gestorías, según apuntan fuentes del sector. “Han experimentado una avalancha de consultas herencias en vida con la retirada de este tributo”, añade Rubén Rúa, coordinador del Grupo de Expertos de Catastro y Haciendas Locales de la Asociación Española de Asesores Fiscales y abogado de Premiere Tax Pro.

El fallo del Alto Tribunal, que tilda de inconstitucional el método objetivo de determinación de la base imponible del impuesto de plusvalía urbana, invalidaba la aplicación de este tributo tras cuatro años de cuestionamientos judiciales. El Gobierno reactivó ayer el impuesto con la aprobación de un real decreto ley que, a modo de reforma express, reformula el método de cálculo de este gravamen. Persigue, con ello, evitar ese vacío legal que se abrió el pasado 26 de octubre, con la anulación del tributo municipal, y que se cierra hoy, con la entrada en vigor del real decreto. Pero, en este lapso de tiempo en el que ha quedado sin aplicación efectiva el impuesto para las transmisiones de inmuebles, se ha animado el mercado inmobiliario: sea la compraventa, donaciones o herencias. Desde el día de la sentencia, las notarías se han visto colapsadas. “La plusvalía se devenga cuando se transmite la propiedad”, razona Juan Ramón Camacho, socio de Balms Abogados. “Al declararse inconstitucional desapareció”. En este lapso, “algunas personas, con buen asesoramiento profesional aprovecharon la situación de interinidad para formalizar la transmisión de inmuebles de gran valor en un periodo en el que este impuesto no estaba vigente”, comenta Jaime Aneidos, miembro del grupo del Grupo de Expertos de Catastro y Haciendas Locales de la Asociación Española de Asesores Fiscales. “Se trata de edificios enteros y grandes propiedades”.

Cabe recordar que, en Galicia, además de la plusvalía municipal, las herencias sólo deben pagar el impuesto de sucesiones únicamente en el caso de que el valor del caudal hereditario supere el millón de euros. “Era el momento propicio para la transmisión de bienes inmuebles”, reflexiona Camacho. También tuvo su repercusión en las operaciones de compraventa, que se vieron exentas del tributo. Así se ha gestado una oleada de consultas sobre transmisiones de inmuebles.

Referencia catastral

El real decreto ley, que publicó ayer el Boletín Oficial del Estado (BOE) y entra en vigor hoy, establece dos mecanismos para que los ayuntamientos puedan liquidar el impuesto, explica Fernando Sobrino, socio del área de derecho tributario de On Tax&Legal. “El contribuyente escoge la que le resulte más ventajosa”. Puede calcular el valor del tributo multiplicando el valor catastral por unos nuevos coeficientes que se fijarán anualmente y considerarán “la realidad inmobiliaria”, o bien mediante el cálculo de la ganancia real obtenida entre el precio de venta y el precio de compra.

Los ayuntamientos cuentan con seis meses para adaptarse a la nueva normativa, con la posibilidad de corregir un 15% a la baja los valores catastrales del suelo, recuerda Camacho. “Cada ayuntamiento va a regular para no ver mermada sus arcas”, expone. Esta bajada se efectuará si los valores catastrales de referencia son muy recientes, avanza Aneidos. “En lugares donde los valores catastrales sean recientes, lo previsible es que los ayuntamientos rebajen el índice, porque si no la tributación sería muy alta. En ayuntamientos como Vigo, con valores catastrales de 1984, el valor catastral ya vaya a ser bajo por su antigüedad”, comenta el miembro de los Asesores Fiscales. En este marco, prevé Camacho una actualización de los valores catastrales que, a su vez, apremiarán las transmisiones ante un posible aumento de esos valores de referencia.

Compartir el artículo

stats