Una Universidad de Vigo centrada en generar y aportar conocimiento y formar a alumnos en materia tecnológica, pero también en constante contacto con las empresas para “servir de la mejor manera posible a la sociedad”. Así resumió la labor de la entidad académica su rector, Manuel Reigosa, convencido de que la hoja de ruta de la institución debe incluir conceptos centrados en el respeto al medio ambiente, la igualdad y la cooperación, y a todos los actores para remar en la misma dirección: “Juntos, somos más fuertes”.

Reigosa mostró la apuesta por la innovación tecnológica de la mano de un grado y un máster en Inteligencia Artificial que se prevén ofrecer a partir del curso 2022-2023. “Nos estamos moviendo en varios másteres que serán liderados, probablemente, por la Universidad de Vigo sobre el vehículo autónomo y conectado o el internet de las cosas. Nuestro objetivo prioritario es formar a gente. Necesitamos atraer talento no solo de Galicia, también de otras latitudes. Estamos empeñados en que ese talento encuentre aquí un desarrollo durante la etapa docente y profesional”, apuntó.

En su intervención, el rector aseguró que la entidad que encabeza es consciente de que las necesidades de la industria y la sociedad “son cambiantes”, por lo que está “abierta” a modificar la oferta de títulos para adaptarse. “El curso que viene, se espera el grado dual en Ingeniería de la Automoción. Creemos firmemente que es muy positivo que, en este tipo de títulos, haya interacción directa entre la Universidad y las empresas. El sector de la automoción ha formado parte en la elaboración del plan de estudios y va a seguir formando parte en los próximos años a través de una comisión de seguimiento. Se ofrecerá un año entero de trabajo remunerado en una empresa. Esperamos que este título atraiga talento de primer nivel y permita la colaboración público-privada”, manifestó.

Manuel Reigosa cerró las “ponencias magistrales” del encuentro organizado por Prensa Ibérica. Alba Villar

“Con AtlantTIC, la UVigo es referente a nivel nacional en 5G”

Una de las iniciativas en las que Reigosa se centró es la Escuela Abierta de Formación Permanente. “Uno de los paradigmas que se cita de Bolonia es que los trabajadores necesitamos formación a lo largo de toda la vida. Apostaremos por eso. Aparte de los títulos, necesitamos que haya una oferta en la que las empresas nos puedan decir qué necesitan y ponemos la Universidad al servicio de la sociedad a través de esta Escuela”, citó antes de destacar que la “calidad en la investigación” es una de las piezas que componen el alma de la entidad olívica. “Tenemos tres de los ocho centros de referencia por su calidad en investigación en Galicia: el Centro de Investigación Mariña, el Centro de Investigaciones Biomédicas y AtlantTIC –el centro de investigación en Tecnologías de Telecomunicación–. Somos referentes a nivel nacional en tecnología 5G”, añadió.

El rector de la Universidad de Vigo recordó algunas de las iniciativas puestas en marcha recientemente por la entidad olívica, como el Centro de Investigación en Tecnologías, Energía y Procesos Industriales, que “junta las tecnologías duras” a través de una “apuesta fuerte” por el automóvil y las tecnologías verdes. También destacó el trabajo mano a mano con el Consorcio de la Zona Franca de Vigo para dar vida al laboratorio cuántico. “Nos adelantamos al futuro. Estamos muy cómodos en esa colaboración”, aseveró.

“Es un orgullo participar en el proyecto Facendo 4.0: va sobre la fábrica del futuro”

Reigosa mostró su “orgullo y satisfacción” de pertenecer al proyecto Facendo 4.0 (Competitividade Industrial e Electromobilidade a través da Innovación e a Transformación Dixital), liderado por el grupo Stellantis y conformado por la Universidad de Vigo, el CTAG (Centro Tecnológico de Automoción de Galicia), Gradiant y Aimen. “Muestra lo que es Vigo en estos momentos. Habla de la fábrica del futuro, un futuro que se escribe entre todos y en el que debe haber empleo de calidad, prosperidad, reparto justo del trabajo, igualdad y una sociedad descarbonizada”, apostilló.

Reigosa anotó que, por medio de los fondos Next Generation EU, se abre una “ventana de oportunidad histórica e irrepetible”. “Marcan una senda que puede hacer que Europa sea un actor relevante”, argumentó.