Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fluidmecánica amplía instalaciones en Vigo

Fachada de las instalaciones en la calle A Coruña. | // MARTA G. BREA

El naval gallego coge aire poco a poco. Con dificultades, pero lo coge. A los contratos de nueva construcción o de importantes refits en los astilleros que más actividad acumulan en las rías de Vigo y Pontevedra se suma la actividad de las auxiliares del sector, sobre todo en el exterior. Una de las que más trabajan fuera de España es Fluidmecánica, empresa especializada en el diseño, fabricación y comercialización de maquinaria naval, principalmente de cubierta. La firma sigue acumulando carga de trabajo, lo que la ha llevado a ampliar instalaciones en la calle A Coruña, donde tiene su base de operaciones. La empresa ha adquirido una nave adyacente de 2.000 metros cuadrados para hacer nuevos talleres y almacén de las piezas que fabrica. “Quedó vacía y era una oportunidad, nuestra única opción para crecer en la zona”, admiten fuentes de la firma, que avanzan que se instalarán placas fotovoltaicas “para reducir el impacto ambiental”.

Fluidmecánica cuenta con casi 45 años de historia y una fuerte presencia en países como Rusia, donde realiza proyectos tanto para pesqueros como para buques de pasaje o de trabajo e incluso para plataformas petrolíferas. Con una plantilla cercana a las 40 personas, contaba con unas instalaciones de 2.000 metros cuadrados de nave y unas oficinas cerca de la rotonda de la Conserva, al lado de Hijos de J. Barreras y de otras empresas como Fundiciones Adrio.

Es precisamente esta cercanía con otras compañías la que encorsetaba a la auxiliar del naval en su emplazamiento actual. Con la fachada dando a la propia calle, a un lado tiene un edificio de viviendas con bajos comerciales y al otro está la propia Adrio, firma asentada –con más de 70 años de historia– y especializada en la fabricación de hélices. Con lo que queda de la histórica Artística por detrás, tan solo una nave situada al sur (detrás del edificio de viviendas) se perfilaba como la única opción. Y así fue. “Quedó vacía porque el que la ocupaba no siguió con la empresa. Era una oportunidad, aunque la carga de trabajo también aumentó”, reconocen desde Fluidmecánica.

La previsión es que la expansión esté lista en la primera mitad del próximo año, lo que permitirá a la auxiliar tener una mayor margen de maniobra tanto para fabricar como en lo que respecta a la logística.

Nuevo pedido

Por otro lado, Fluidmecánica continúa sumando pedidos para el extranjero. Tras enviar los timones y hélices para diez transbordadores eléctricos rusos y tras firmar proyectos importantes como el de los equipos para los cuatro submarinos del proyecto S-80 Plus de Navantia, la auxiliar está ahora fabricando una grúa de estribor para bajar los botes del buque escuela de Chile. Se trata del Esmeralda, velero de 113 metros de eslora gemelo del Juan Sebastián Elcano y para el que la empresa ya fabricó en su día la grúa de babor.

Grúa construida por Fluidmecánica para el buque "Esmeralda". Cedida

En los astilleros de Vigo, una de sus últimas aportaciones se dio en la construcción de dos patrulleras por parte de Rodman Polyships. Una es la de Aduanas, la mayor de Europa fabricada en fibra (43 metros) para la que fabricaron 12 equipos de cubierta; la otra es la de Gardacostas (40 metros), para la que enviaron cinco sistemas.

Fluidmecánica dispone de delegaciones en Ferrol, Madrid, Cartagena y Chiclana de la Frontera (Cádiz).

Compartir el artículo

stats