Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El macrocasting de la Xunta: se buscan empresas de inteligencia artificial, 5G y ciberseguridad para contrato de 30 millones

La Amtega busca un acuerdo marco con hasta 10 compañías para el suministro de tecnologías disruptivas

Cluster de Big Data del Centro de Supercomputación de Galicia | . // CESGA

Entre los objetivos que tiene la Estratexia Galicia Digital 2030 aprobada por el Consello de la Xunta hace casi un año merodea la eterna aspiración de acabar con las limitaciones de la comunidad por su posición geográfica. Hay un antes, “una desventaja competitiva frente a otros territorios”, y muchos “ahora”, según la Axencia para a Modernización Tecnolóxica (Amtega), porque ese mismo hándicap “podría rendir grandes beneficios a los gallegos” gracias “al gran salto” de las conexiones con el resto de la Península y el potencial de la Eurorregión con el norte de Portugal; al uso del mar “cada vez más con una lógica de productividad sostenible”; a la demanda de los consumidores por “una naturaleza cuidada y un espacio rural renovado”; y “ahora” también “que las empresas gallegas” son “referentes de extraordinaria relevancia internacional”.

El gobierno gallego lanza un envite al mapa con la baza de las nuevas tecnologías. Pretende movilizar 4.000 millones de euros en la próxima década para convertir la región en “un referente digital” europeo, empezando por la propia administración. La Estratexia Galicia Digital 2030 incluye la iniciativa GobTech para crear un ecosistema de emprendimiento entre las empresas TIC del que puedan salir soluciones “disruptivas” que revolucionen la prestación de los servicios públicos. El casting ya está abierto.

La Amtega acaba de licitar el acuerdo marco para la selección de un máximo de 10 compañías o grupos de empresas que se encarguen del suministro de tecnologías avanzadas para la administración gallega durante los próximos tres años. Hay cuatro áreas prioritarias: la inteligencia artificial para el impulso de “nuevos modelos de trabajo y de prestación de servicios”; el 5G y el 6G, pensando en el bajo consumo y latencia y la alta fiabilidad de ambas redes para las comunicaciones; la inteligencia del dato y sus posibilidades de procesamiento y almacenamiento masivo con servicios basados en la nube (cloud); y la ciberseguridad.

El importe asciende a 30 millones de euros sin IVA, cerca de 37 millones con impuesto incluido. A pesar de que está cuantificado, no es un contrato en sí mismo. Lo que hace la Amtega es garantizar que tiene proveedores de mano para cada encargo que hará después de tecnologías en concreto. Ninguno bajará del millón de euros y se seguirán los siete ejes estratégicos recogidos en la Estratexia Galicia Digital 2030. Básicamente, la digitalización y la “especialización inteligente” de la administración regional, la salud, la gestión del medio ambiente y el territorio, el turismo, la cultura y la economía.

Con fondos europeos

¿Por qué la Amtega recurre a la figura del acuerdo marco, que ya utilizó este año en otras 10 convocatorias, aunque más específicas? Para “racionalizar y ordenar” la contratación, “teniendo en cuenta la necesidad de una ejecución ágil debido al origen y los límites temporales de los fondos que se emplearán para la presente licitación”, señala, en referencia a su intención de recurrir a los Feder “o, en su caso, en el marco de los Fondos de Recuperación y Resiliencia” del Next Generation de la UE.

Los contratos que vaya sacando la Amtega para la compra de las tecnologías disruptivas –y de las que podrán tirar todas las consellerías, sin excluir que ellas mismas hagan sus propias licitaciones– pasarán por dos fases para verificar “el cumplimiento de determinados estándares de viabilidad”. En la fase de desarrollo se hará una prueba piloto con la tecnología elegida entre un grupo limitado de potenciales usuarios. El proyecto deberá contar, al menos, con un coordinador de servicio, dos consultores –uno de ellos, con más de 10 años de experiencia en esa tecnología–, tres analistas y seis programadores. En fase la de implantación se escalará a un escenario real si se ajusta “a los niveles de rendimiento y los costes máximos acordados”.

1. La creación de GobTech

Es el ecosistema de emprendimiento en las TICs con el que la Xunta pretende incentivar el desarrollo de tecnologías disruptivas para los servicios públicos.

2. Ninguno de menos de 1 millón

Del acuerdo marco saldrán los proveedores para los concursos de cada tecnología.

3. Agilidad para contratar

La Amtega esgrime la premura que exigen los fondos europeos.


Un "Gran Hermano" contra el fraude en la Atriga

Además del intercambio de información con la AEAT y otras comunidades, la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga) tiene tres sistemas y aplicaciones propios para “la gestión, el control y el seguimiento” del pago de los impuestos. El XEITO se dedica “a las operaciones del día a día”, mientras que el SIAN-TRB es como un gran almacén de datos históricos y el DELFOS “permite obtener las actuaciones tributarias, contables y administrativas vinculadas a un contribuyente”.

Esos programas ayudan a identificar ciudadanos “relacionados con posibles actuaciones fraudulentas para su comprobación e inspección” a través de lo que se conoce como “sistema basado en reglas”. Son parámetros que se dan a las aplicaciones en función de las necesidades de los inspectores. Lo que implica que continuamente se estén revisando. Las reglas, además, tienen en cuenta “experiencias pasadas, mientras que el fraude es un fenómeno dinámico, y por lo tanto debe rastrearse continuamente”.

Por esa razón la Amtega quiere comprar un sistema de análisis avanzado que automatice la detección del fraude tributario en Galicia. El contrato, por más de un millón de euros, recoge la analítica masiva de datos para “descubrir patrones particulares que funcionen como indicios de fraude e, incluso, adelantarse a esas formas de actuar con estudios predictivos que también ayuden a estimar “la cantidad de fraude”.

Compartir el artículo

stats