Repsol concreta su apuesta por el hidrógeno verde. La petrolera se comprometió ayer a invertir 2.549 millones de euros y a instalar 1,9 gigavatios hasta 2030. Se trata de una tecnología poco competitiva en la actualidad por su elevado precio. Producido a partir de agua, el único residuo que produce el hidrógeno renovable es oxígeno.