Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cada día se regularizan trece falsos contratos temporales como indefinidos en Galicia

Un camarero realiza su jornada laboral en una cafetería del centro de Ourense. | // IÑAKI OSORIO s. de la fuente

Pese a la situación de pandemia y las restricciones impuestas para contener su avance, Inspección de Trabajo y la Seguridad Social han transformado en indefinidos 3.459 contratos de falsos temporales en Galicia en los diez primeros meses del año. Una cifra que se traduce en que se han regularizado unos 13 contratos eventuales al día en el presente ejercicio, según los datos facilitados por la Consellería de Emprego, que matiza que la cuantía se corresponde únicamente a los casos comunicados por la inspección de la comunidad y excluyen los de la oficina de prevención del fraude del organismo autónomo del Instituto Nacional de la Seguridad Social en toda España.

Fue en 2012 cuando la Seguridad Social, en colaboración con la Xunta, puso en marcha en Plan de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social, que implicó la transformación de 40.493 contratos de falsos temporales en Galicia en indefinidos entre ese año y el 2019. En todo caso, esos cerca de 3.500 contratos regularizados en lo que va de ejercicio distan de los casi 10.000 contabilizados durante el año previo a la pandemia, considerando por entrada ya la recta final del 2021.

La lucha contra el fraude en la contratación temporal a nivel estatal ha obligado a la conversión de 174.000 contratos temporales irregulares en contratos indefinidos en lo que va de año, según las cifras actualizadas de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, adelantadas esta misma semana por el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey. “Septiembre ha supuesto el regreso definitivo a los flujos de contratación habituales de antes de la pandemia”, apuntó esta semana el portavoz que dejó entrever que esa mayor contratación refleja la “excesiva exposición de España a los contratos temporales”. El empuje tiene que ver con las campañas aplicadas a colectivos específicos como el de empleadas del hogar o los relacionados con la ley Rider.

La incidencia de contratos fraudulentos es mayor en mujeres que en hombres, pues en lo que va de año se regularizaron 1.768 contratos eventuales de mujeres y 1.691 de varones. en Galicia. “Los contratos de trabajo eventuales deberían utilizarse para puestos de trabajo temporales, si son puestos de trabajo estructurales debería tratarse de contratos fijos”, denuncia Maica Bouza, responsable de Emprego de Comisiones Obreras (CC OO) en Galicia. Todos aquellos puestos de trabajos asociados al sector servicios, son los que muestran una mayor prevalencia de esta “precariedad” laboral, apunta la portavoz. “En la industria, las contrataciones son más estables, la construcción cuenta con fórmulas particulares. Es en el sector servicios en donde hay más gente trabajando pero también donde hay más puestos asociados a temporalidad”. Se refiere al influjo turístico y el efecto que tiene sobre la actividad de restauración, la hostelería o el comercio. Y pone el ojo en aquellos trabajadores que enlazan unas campañas con otras, en periodos como pueden ser el Black Friday, la Navidad y las rebajas.

A tener en cuenta también las actuaciones ejecutadas con Plan de Choque de lucha contra el Fraude en la Contratación Laboral puesto en marcha el 23 de febrero de 2021, una estrategia por la que se han remitido comunicaciones a empresas instando a la revisión de la situación de determinados contratos y su regularización. A través de esta fórmula, en Galicia se han transformado en fijos 5.738 contratos temporales fraudulentos, a partir de 3.830 comunicaciones, el grueso de los cuales se ubican en las provincias de Pontevedra y A Coruña. “Las actuaciones de las empresas se realizaron voluntariamente ante el mensaje de la Inspección de Trabajo”, apunta Bouza. “No es una cifra alta sobre el total de contratos temporales, pero es una cifra importante porque un gran número de actuaciones se ejecutaron voluntariamente por los empresarios”.

Para analizar las cifras en contexto, esos cerca de 3.500 contratos eventuales fraudulentos transformados en indefinidos no suponen una cifra elevada en comparación con el número de contratos temporales que totaliza la comunidad gallega, advierte el experto en mercado laboral, Enrique Negueruela. Así de los más de 543.300 contratos de trabajo iniciales registrados este año hasta agosto, casi 508.000 son temporales, según los datos estadísticos del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE). Y es preciso mencionar que de ese más de medio millón de contratos de duración determinada, 281.600 son contratos eventuales vinculados a circunstancias de la producción. “Los volúmenes de contratos fraudulentos registrados tienen que ser grandes para atajar el problema”, incide Negueruela.

El contexto estatal

En España, la lucha contra el fraude ha obligado a la conversión de 174.000 contratos eventuales en fijos.

El plan de choque

Tras comunicaciones de Inspección, los empresarios transformaron voluntariamente 5.738 contratos fraudulentos.

Carácter temporal

La incidencia de la contratación temporal es elevada en Galicia. De los 543.300 contratos iniciales registrados hasta agosto, 508.000 son eventuales.

Compartir el artículo

stats