Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía

La viguesa Regenasa carbura en Cádiz con 45 trabajadores para su nueva filial

El presidente de la firma, Salvador González (segundo por la izquierda), en la visita de la alcaldesa de San Fernando a las instalaciones. | San Fernando

La auxiliar naval Regenasa se expande al sur de España. La firma experta en habilitación ha abierto unas nuevas instalaciones en el municipio de San Fernando (Cádiz) para los pedidos actuales y futuros vinculados con Navantia y, en concreto, para las cinco corbetas que el astillero público construye para Arabia Saudí, cuya primera unidad se encuentra ya en pruebas de mar. En la actualidad la empresa de Vigo cuenta ya con 45 empleados en la provincia andaluza, aunque la idea es la de llegar por lo menos hasta las 60.

Las instalaciones fueron oficialmente inauguradas la semana pasada, cuando la regidora local, Patricia Cavada, acudió a visitar la planta para “respaldar” la actividad de Regenasa junto a su presidente, Salvador González. Ubicada en el polígono Puente de Hierro, la división gaditana está dirigida por Alberto Santomé, que hasta la fecha era el director de producción e ingeniería de la firma desde la planta de Teis.

La primera corbeta de Navantia para Arabia Saudí. Navantia

Desde allí, la auxiliar olívica actuará principalmente como oficina técnica para trabajar de forma directa con sus clientes en los proyectos, desde la confección de planos y diseños hasta su ejecución, finalización y seguimiento posterior.

El primero de los pedidos de Regenasa Marine Interiors no es precisamente menor. La firma se ha hecho con un pedido para equipar las corbetas que Navantia fabrica para la Marina Real saudí, buques de 104 metros de eslora (y 14 de manga) capaces de transportar a un centenar de personas entre tripulación y pasaje. El primero de los cinco buques es el Al-Jubail, que desde comienzos de septiembre está en pruebas de mar tras su botadura el pasado 20 de julio.

Encargos

A mayores de estos pedidos, las instalaciones de Navantia en Cádiz también acogen habitualmente reparaciones de grandes cruceros, nicho en el que Regenasa también trabaja y, de hecho, cuenta con encargos en activo. Uno de ellos es precisamente muy cerca de Vigo, en el municipio portugués de Viana do Castelo. Allí participa en la habilitación de una serie de cruceros para el empresario luso Mário Ferreira que fabrica el astillero West Sea Shipyard.

Regenasa es una de las firmas auxiliares que se han tenido que buscar las castañas fuera ante la baja carga de pedidos de los astilleros de la Ría de Vigo. Así, por ejemplo, participan también en la construcción del Proyecto Antártica I, un buque polar para la Armada de Chile que construye Asmar en su Astillero de Talcahuano y cuyos trabajos futuros se centrarán en operaciones logísticas, misiones científicas y labores de búsqueda y rescate en la Antártica.

Fachada de Regenasa en San Fernando. Alberto Santomé

Ya en Vigo la firma se está aprovechando del expertise de los astilleros de la ciudad en oceanográficos, trabajando en la habilitación de varios de ellos. El último es el Belgica, el buque de 71,4 metros que Freire Shipyard está finalizando Bélgica. Con Armón Vigo colaboraron en el Svea, para Suecia, y también están pendientes del nuevo oceanográfico para el Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Regenasa se encamina a los 40 años de historia con unos 180 trabajadores. Además de en Teis y en Cádiz la firma también está presente en Mos con su filial Panelfa, especializada en soluciones de aislamiento.

Compartir el artículo

stats