Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salvamento prioriza a Caesa BG y Honeywell para el proyecto de I+D por el que puja Armón Vigo

El oceanográfico para Irlanda que fabrica Armón Vigo. M. I.

El proyecto de Salvamento Marítimo con el que busca revolucionar sus sistemas de localización y rescate en aguas españolas da un nuevo paso. El organismo sitúa a la UTE (unión temporal de empresas) formada por Caesa BG y Honeywell International como favoritas para desarrollar el encargo de 19 millones de euros tras relanzar el concurso a mediados de verano. En la lista de seis candidatos finales entra de nuevo el astillero Armón Vigo, que participa en otra UTE con las firmas tecnológicas Sistem y Ayesa, aunque desde Salvamento sitúan su propuesta en el último lugar “en virtud de los criterios de selección” del pliego. La terna sigue adelante, pero en ella no estará finalmente el otro astillero que se interesó desde un principio, Navantia, que se cae tras presentar la documentación fuera de plazo.

Bajo el nombre de iSar, el proyecto aspira a implementar “tecnologías de última generación” y “soluciones innovadoras” a los medios actuales, por lo que la empresa (o empresas) que finalmente se adjudique el pedido deberá ser capaz de modificar y adaptar los centros de control, barcos, helicópteros y aviones que emplea el organismo.

El último documento relacionado con este un contrato de Compra Pública de Tecnología Innovadora especifica las compañías que presentaron solicitudes de participación, concretando las que fueron admitidas y su valoración técnica. En total se presentaron siete, siendo ordenadas las seis admitidas finalmente (menos Navantia) “a juicio de la dirección técnica del contrato” para su contratación final y a falta de desvelar las ofertas económicas.

El grupo asturiano se adjudica fabricar una patrullera por 6,75 millones de euros

En la lista Salvamento coloca en primer lugar se sitúa la UTE Caesa BG y Honeywell International, seguida de las propuestas de gigantes como Airbus, Babcock, Telefónica, Schiebel y la UTE formada por Sistem, Ayesa y Armón Vigo.

El programa iSar fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado marzo y la licitación se lanzó tras una consulta preliminar del mercado que incluyó la realización de 26 entrevistas a diferentes compañías y supuso la entrada de 74 propuestas de 48 entidades. Salvamento seleccionó las más atractivas, pasando ocho para la fase de negociación.

En aquella licitación se quedaron fuera tanto Boeing como la UTE de Caesa BG y Honeywell por presentar sus propuestas fuera de plazo. Sin embargo, el organismo decidió declarar desierto el concurso al aludir a un quebrantamiento de “la imparcialidad y la objetividad en la evaluación”, tal y como publicó FARO el pasado 10 de agosto.

Tras ello, Salvamento relanzó el encargo volviendo a iniciar el proceso de recepción de ofertas, en las que esta vez sí aceptó la documentación de la UTE que ahora parte como favorita, mientras que Navantia en esta ocasión se quedó fuera por enviar la propuesta de participación fuera de plazo.

Renovación

El iSar es de los proyectos más importantes realizados por Salvamento en materia de I+D, aunque no es el único con el que el organismo quiere renovarse. Tras licitar un remolcador de 53 millones (adjudicado a Zamakona), también licitó una patrullera oceánica que recientemente adjudicó precisamente al grupo Armón, en concreto a auxiliar Naval del Principado, que la construirá por 6,75 millones de euros.

El proyecto iSar

  • Sensores para los barcos

    Uno de los tres retos del proyecto es equipar de sensores inteligentes a los aviones y barcos que utilizar Salvamento.

  • Crear un nuevo dron aéreo

    En segundo lugar supondrá crear un dron aéreo de altas prestaciones para operar desde los buques.

  • Conectividad inteligente

    El tercer reto es el crear una red de información a través de la conectividad inteligente a través de los nuevos sistemas.

Compartir el artículo

stats