En un momento en el que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se encuentra desbordado de trabajo debido, por un lado, al rebufo de la situación excepcional derivada de la COVID-19 y, por el otro, a la estacionalidad derivada del fin de los contratos temporales destinados a cubrir las vacaciones de verano.

Además de esta situación hay varios problemas añadidos: la falta de personal que tiene que hacer frente a la enorme cuantía de demandas de los usuarios y al desconocimiento de los demandantes sobre las opciones disponibles para cubrir su situación.

No conocen los requisitos necesarios para recibir los subsidios y la reconversión digital los castra a la hora de recabar la información.

A pesar de tu baja voluntaria, tienes derecho a una ayuda

La zamorana revisa los documentos del Sepe y sus nóminas. José Luis Fernández

Una de las dudas más consultadas, tal y como recoge el propio SEPE en su web, es la posibilidad de cobrar la prestación por desempleo en los casos en las que la persona decida voluntariamente abandonar su puesto de trabajo y dar por terminado el contrato laboral.

La entidad deja claro que: "Para poder cobrar una prestación por desempleo es necesario que la baja en el trabajo no se haya producido de forma voluntaria, pues el sistema de protección por desempleo protege a las personas trabajadoras que quieren y pueden trabajar pero carecen de empleo".

Este es el único caso en el que puedes recibir subsidio

Oficina del SEPE. // Óscar Cañas

Existe una circunstancia en la que sí se puede reclamar un subsidio, consiste en que el trabajador que consigue un empleo en una nueva empresa, pero no logra superar el periodo de prueba y la compañía decide prescindir del empleado podrá acceder a la prestación.

Eso sí, únicamente podrá hacerlo en el caso que hayan transcurrido más de tres meses desde que rompió el primer contrato de forma voluntaria.

Un caso de estudio

Te puede interesar:

Es una de las ayudas más recientes que se pueden pedir al SEPE Pexels

El SEPE también explica en su web que se realizarán estudios concretos de cada caso para determinar "si hay indicios que permitan establecer de manera fundada la presunción de fraude de ley en la última contratación, por si se pretende acceder a la prestación por desempleo de forma indebida".