Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coste en materias primas acorrala a las empresas: “Hay que renegociar contratos”

Descarga de una bobina de acero en el Puerto de Vigo

Descarga de una bobina de acero en el Puerto de Vigo FDV

En algunos de los principales astilleros del mundo, como los franceses de construcción militar (Naval Group) o el alemán Meyer Werft, es habitual que sus responsables de compras incluyan cláusulas de revisión de precios a sus proveedores. “Ellos mismos aportan unas tablas, en función de si el acero se encarece por encima de determinado umbral”, apunta el presidente de una auxiliar viguesa del naval. De este modo, por ejemplo, el pedido para los ascensores de un crucero podría algo incumplir el presupuesto sin que eso supusiese una penalización, ya que se acepta que han existido causas sobrevenidas. Pero esta laxitud contractual casi no existe en España. “Si ganaste un concurso público y los costes de las materias primas se han disparado, como ahora, eso te lo comes con patatas”, ilustra el máximo responsable de una gran constructora. Es el problema que encaran todo tipo de empresas gallegas, incapaces de asumir el petardazo en los costes del acero, aluminio, PVC, hormigón o maderas. “En una obra municipal de 5 millones de euros, un alza del 10% en los precios, como la actual, tiene que poder revisarse de alguna manera”.

El auge del precio

de las materias primas

COTIZACIÓN EN DÓLARES

13/09/2020

13/09/2021

 

 

ESTAÑO

DÓLAR/BARRIL

BOBINA

DE ACERO

BRENT

ALUMINIO

COBRE

18.165

34.000

 

 

ZINC

306

441,85

 

 

63,29

73,85

 

 

1.749

2.907

 

 

615

1.927

 

 

2.547

3.074

Simón Espinosa

El auge del precio

de las materias primas

COTIZACIÓN EN DÓLARES

13/09/2020

13/09/2021

 

 

BOBINA

DE ACERO

ALUMINIO

COBRE

Simón Espinosa

306

441,85

 

 

1.749

2.907

 

 

615

1.927

 

 

ESTAÑO

18.165

34.000

 

 

BRENT

ZINC

DÓLAR/BARRIL

63,29

73,85

 

 

2.547

3.074

El auge del precio

de las materias primas

COTIZACIÓN EN DÓLARES

13/09/2020

13/09/2021

 

 

ESTAÑO

18.165

34.000

 

 

BOBINA

DE ACERO

DÓLAR/BARRIL

ALUMINIO

COBRE

BRENT

ZINC

306

441,85

 

 

1.749

2.907

 

 

63,29

73,85

 

 

2.547

3.074

615

1.927

 

 

Simón Espinosa

En el año 2017, el Ejecutivo de Mariano Rajoy sacó adelante la ley de Contratos del Sector Público. Esta normativa puso fin a la revisión de precios, que sí existía anteriormente. Cada seis meses se divulgaba un índice oficial, con múltiples baremos, para determinar si el coste de una obra pública se desviaba del presupuesto, tanto al alza como a la baja. “En la ley actual esto se eliminó”, abunda el mismo constructor. “Ahora mismo no permite reflejar la realidad del mercado”. Con la manguera de ayudas de Bruselas a pleno rendimiento, son miles de obras las que están en esta situación: los precios presupuestados ya no sirven porque están desfasados, y las empresas consultadas dan por hecho que habrá un incremento de la litigiosidad. ¿La solución? A su juicio, son dos. La primera, que el Gobierno apruebe un Real Decreto que determine que la actividad económica en España está bajo unos condicionantes de fuerza mayor. La ley de Contratos ampararía entonces la posibilidad de renegociar las obras. “Si la concurrencia de fuerza mayor implicase mayores costes para el concesionario –dice textualmente el artículo 254 de la norma 9/2017– se procederá a ajustar el plan económico-financiero”. La segunda opción, que se seleccione una especie de organismo de arbitraje, que medie entre la administración y la empresa, o entre una firma contratista y su proveedora.

Francia e Italia han aprobado leyes para poder cambiar las cláusulas de obras

decoration

Hay dos países europeos que lo han hecho. Tal es la magnitud del problema que el Gobierno italiano ha decidido revisar obra por obra, y pagará una compensación a las adjudicatarias cuando los costes suban por encima del 8%. Además, ha creado un fondo nacional para sufragar estas desviaciones presupuestarias. Francia, por su parte, ha optado por una vía similar. “Ha aprobado un decreto con el que amplía los plazos de ejecución, porque el acceso a la materia prima es complicadísimo”, inciden fuentes del sector promotor. “No impondrán ningún tipo de penalización y, por raro que resulte, se compromete a pagar en tiempo y forma”.

En el sector privado las negociaciones son más factibles, pero poco comunes. “En acero y derivados está habiendo unas diferencias de precios del 40%, no podemos cumplir presupuestos con eso, es imposible”, lamentan en el naval. Sobre todo para grandes pedidos firmados hace un año, cuando la cotización de la bobina de acero en el mercado de futuros rondaba los 615 dólares; ayer cerró la sesión por encima de los 1.920. “Si hay empresas que ven que no van a poder cumplir precio y plazos –zanja el mismo empresario–, algunas optarán por cerrar antes de asumir el coste del incumplimiento”.

Compartir el artículo

stats