Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nauteka hará las cubiertas de dos “megayates” en Holanda

Parte de los trabajos de Nauteka en el buque escuela brasileño “Cisne Branco”. | NAUTEKA

Nauteka, como muchas auxiliares del naval de Vigo y su área, tuvo que buscarse las castañas fuera ante el bajón de pedidos en los astilleros locales. La firma especializada en fabricación, reparación e instalación de cubiertas de teca trabaja ya en un 80% lejos de la ciudad olívica. Es en el extranjero donde la empresa de Bueu firma sus principales encargos, como es el caso de las cubiertas y el forrado del lucernario de proa para el buque escuela brasileño Cisne Branco, recién finalizado. Ahora la empresa acaba de alcanzar dos pedidos para realizar las cubiertas de dos megayates que se construyen en Holanda, uno de ellos de 180 metros de eslora, igualando al más largo del mundo en el segmento, el Azzam, amarrado en Vigo.

Según fuentes de la empresa, desde Holanda contactaron directamente para la contratación de estos dos encargos, “grandes proyectos” que sitúan a Nauteka y al resto del sector gallego “a la vanguardia mundial”. En concreto, la firma hará las cubiertas para el megayate de 180 metros y para un velero de lujo de más de 100, cuyos contratos tienen restrictivas cláusulas de confidencialidad.

El timón del "Cisne Branco", durante el proceso de fabricación. Nauteka

Junto a estos proyectos Nauteka negocia con las marinas de varios países de Centroamérica para la renovación de cubiertas en buques escuela, nicho en el que se viene especializando en los últimos años con los trabajos a bordo del TS Royalist (Reino Unido), Bima Suci (Indonesia, construido por Freire Shipyard) o BAP Unión (de Perú). El último en sumarse a esta lista fue el Cisne Branco, un imponente velero fragata de 3 mástiles y 76 metros de eslora que fue construido por Damen y entregado en el 2000.

El contrato con la Marina brasileña se dividió en dos partes, siendo conseguida la primera en 2019 a través de un concurso internacional celebrado en Londres. En aquel lote se hizo con el pedido para la renovación de la cubierta principal del buque, que se llevaría a cabo en Río de Janeiro. Tras el éxito el país confió en la firma de Bueu para la segunda parte, que consistía en la sustitución de las dos cubiertas de teca que faltaban, las cubiertas de casetas y también la totalidad del forrado exterior de las casetas, puente de gobierno, pasamanos y lucernarios.

No sin dificultades, debido al COVID, Nauteka cumplió con los plazos y concluyó con éxito los trabajos sobre esta embajada flotante brasileña este mismo año, a la par que culminaba el otro gran proyecto de 2021: el Sea Cloud Spirit, el velero de lujo de 138 metros construido por Metalships & Docks para el que la auxiliar empleó teca de Birmania.

Compartir el artículo

stats