Inditex vende ya un tercio de toda la moda que se compra en España

Concentra el 30% del negocio de la moda tras avanzar cuatro puntos en el año del COVID

Una joven mira una prenda en una tienda de Zara.

Una joven mira una prenda en una tienda de Zara. / Brais Lorenzo

A. Suárez

Inditex acapara ya casi un tercio de toda la facturación del negocio de la moda en España. Según los datos de la patronal textil Acotex (Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel) la matriz de Zara ha ganado más de cuatro puntos de cuota de mercado en plena pandemia hasta concentrar el 30,41% de las ventas del sector en 2020, frente al 26,36% que controlaba en 2019. De este modo la compañía de Amancio Ortega reafirma su liderazgo y ensancha la brecha con sus competidores. Le sigue, a gran distancia, Primark con una cuota de mercado del 9%.

2020 fue un año duro para la moda. Las restricciones al comercio, con limitación de aforos y cierres de tiendas para prevenir los contagios de coronavirus, hicieron mella en la cuenta de resultados de las empresas textiles, que solo en parte pudieron amortiguar el golpe a través de las ventas por internet. Inditex sufrió también el impacto del COVID. Su facturación global se redujo un 28% en 2020 hasta los 20.402 millones de euros. La caída fue más pronunciada en el mercado español, donde el gigante de Arteixo redujo un 32% sus ventas, hasta 3.229 millones de euros. Pero le fue mejor que al conjunto del sector y salió reforzada frente a la competencia.

Por detrás de Inditex, con el 30,41% de cuota de mercado, se sitúan Primark con el 9%, Tendam (Cortefiel) con el 5,2%, H&M con el 5,15% y Mango con el 3,6% según los datos de Acotex avanzados ayer por Modaes.es.

Con su propuesta low cost, Primark ha sido el gigante textil que mejor ha resistido la embestida de la crisis del COVID en España y eso que no tiene canal de venta online. El grupo irlandés cerró 2020 con una facturación de 955,4 millones de euros en sus tiendas de España, un 25,5% menos que el año anterior. Esto le permitió pasar de una cuota de mercado del 7,09% al 9%.

La española Tendam (antes llamada Grupo Cortefiel) facturó el año pasado 552 millones de euros en sus tiendas de Cortefiel, Springfield, Pedro del Hierro, Women’secret, Fifty y Hoss Intropia. Este nivel de ventas le permite situarse en tercera posición en el mercado español de la moda, con el 5,2% del pastel.

Casi la misma porción tiene H&M (5,15%). La cadena sueca de ropa vendió mercancía por valor de 546,7 millones de euros en España en 2020, un 30,21% menos que el año anterior. Pese a esa caída de ventas, ganó cuota de mercado en el país, pasando del 4,33% al 5,15%.

Por su parte, Mango controla el 5,2% del mercado español, con una facturación de 552 millones de euros. La mayor parte de la facturación de la firma catalana proviene del exterior (79%), y solo el mercado estatal supone solo el 21%).

En el caso de Inditex, el grado de internacionalización es mayor. España aporta poco más del 16% de las ventas globales de Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe. El grupo del Cortefiel, en cambio, factura el 71% en casa.

El margen de beneficio más alto del sector

Inditex mantiene el mejor margen bruto de beneficio entre los gigantes mundiales de la gran distribución textil, un 55,8% en 2020. Con este dato, el grupo que lidera Pablo Isla sitúa su rentabilidad por encima de competidores como PVH (Tommy Hilfiger, Calvin Klein...), que marca en el 53% la diferencia entre el precio de venta y el coste de producción. Les siguen la americana VF Corporation (Timberland, North Face...) con una ganancia bruta del 52,7%y la sueca H&M con el 50%. Fast Retailing (matriz de Uniqlo, el Zara japonés) sitúa su margen en el 48,6%, L. Brands (Victoria’s Secret) en el 39,4% y GAP en el 34,1%. El margen bruto ha sufrido un recorte generalizado en los últimos años en el mercado de la moda. Inditex lo ha reducido 1,2 puntos en cinco años, pero sigue siendo líder.