Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia tendrá que multiplicar por 50 los puntos de recarga públicos para el coche eléctrico hasta 2030

Galicia tendrá que multiplicar por 50 los puntos de recarga públicos para el coche eléctrico hasta 2030

España –y Galicia, en particular– no está preparada para el cambio de modelo que la Unión Europea ha impuesto en las carreteras en 2035, cuando solo estará permitida la venta de vehículos eléctricos (se prohibirá la comercialización de coches diésel, gasolina, híbridos o a gas).

La comunidad, que acoge una de las mayores plantas de vehículos cero emisiones del país, apenas cuenta con 330 estaciones activas

No existe una infraestructura pública suficiente ni adecuada para hacer frente a la electrificación del parque móvil, que solo en Galicia obligará a multiplicar por 50 los puntos de recarga de acceso público actuales en los próximos nueve años: se necesitarán 16.426 estaciones en 2030. Ahora solo hay 330 pese a que la comunidad gallega acoge una de las mayores plantas de vehículos cero emisiones de Europa, la de Stellantis en Vigo.

El dato forma parte de un estudio elaborado por las dos principales patronales del motor, la de fabricantes, Anfac, y la de concesionarios y vendedores, Faconauto, en base a las estimaciones del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

El trabajo analiza en detalle los principales corredores gallegos, como son la AP-9, la A6, la A-8 o la A-52, que deberán acoger en 2030 un total de 112 puntos de recarga públicos, en este caso de más de 250 kW.

  • La odisea de recargar un coche eléctrico en la ciudad de la movilidad sostenible
    Solo hay enchufes en el párking Central y en el de la plaza de España y recientemente se instalaron en los de Carrefour de Salcedo y Mercadona de Juan Bautista Andrade | Solo una gasolinera ofrece el servicio, pero en Poio

En toda Galicia, el número tendrá que ascender hasta los 16.426, la mayoría de menos de 50 kW, y repartidos principalmente entre las provincias de Pontevedra (5.636) y A Coruña (6.856)

Según explicaron Anfac y Faconauto, para establecer el indicador sobre los puntos necesarios y su distribución, la metodología parte de la previsión de cuota de parque de vehículos electrificados (turismos y furgonetas) en cada provincia hasta 2030, la cuota de población motorizable en cada provincia y la cuota de PIB provincial, para después aplicar una distribución cualitativa por provincia en base a tres ratios: un punto de más de 50 kW por cada 100 vehículos eléctricos puros; uno de más de 150 kW por cada 1.000 vehículos eléctricos puros y otro más de 250 kW por cada 1.000 vehículos eléctricos puros.

“El sector tiene un fuerte compromiso con la descarbonización y ya está poniendo en el mercado una amplia oferta de vehículos electrificados. Pero nos enfrentamos a unos, cada vez más, exigentes objetivos en materia de reducción de emisiones y, por lo tanto, es necesario establecer herramientas a la altura que aceleren la transición”, explica José López-Tafall, director general de Anfac.

“Eliminar las barreras de entrada al vehículo eléctrico ha de ser una prioridad para los sectores involucrados en su impulso y las administraciones. Las cifras nos dicen que, hoy, una de las barreras más importantes es la falta de una red pública de puntos de recarga numerosa y suficientemente extendida”, apunta Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto.

 Stellantis Vigo reactiva antes de tiempo la producción de los 2008

La dirección de la planta de Vigo de Stellantis informó ayer de que el Sistema 1, en el que se monta el nuevo SUV superventas de Peugeot, el 2008, retomará su actividad antes de lo previsto: en concreto, el próximo viernes. La planta gallega había programado una parada de lunes a viernes esta semana por la falta de suministro de componentes tecnológicos a raíz de la crisis de los microchips, pero finalmente esta línea podrá arrancar el viernes y habrá actividad el fin de semana. El Sistema 2 (comerciales ligeros) tendrá que esperar al próximo lunes, como estaba previsto. Stellantis da así prioridad a uno de sus modelos con mayor retorno económico, líder de ventas en su segmento en Europa, y que ha supuesto un desafío en Vigo tanto por las particularidades de su lanzamiento como por su versión 100% eléctrica. Con todo, la crisis de los microchips aguará un año que iba para récord. Según cálculos sindicales, con la parada de esta semana, el centro vigués habrá dejado de producir unos 80.000 coches, y se prevé que los problemas de abastecimiento de semiconductores se extiendan al menos al segundo trimestre de 2022, como recogió ayer este periódico.

Compartir el artículo

stats