Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Economía

Vigo pelea por acoger un nuevo centro para homologar tecnologías del coche conectado

Recreación de un coche autónomo en las calles de Vigo

El sector de la automoción, vital en Vigo y el resto de Galicia, lo es también para el Gobierno, que apuesta por él para lograr “una recuperación fuerte, verde, digital, inclusiva y justa” de la mano de los fondos Next Generation. Esta industria será la primera en recibir dinero en el marco del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del “vehículo eléctrico y conectado”, que supondrá una inversión de recursos públicos de 4.250 millones de euros. Una iniciativa que, como no podía ser de otra forma, tendrá un marcado acento gallego. Además de la participación del Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), el proyecto contará con la participación de la consultora olívica Optare Solutions. Pero no solo eso: según ha podido saber FARO, Vigo se perfila como uno de los ejes principales del proyecto y pelea ya por acoger el Centro de Homologación y Certificación de las tecnologías asociadas al desarrollo del vehículo conectado y electrificado. El punto de partida será el próximo 22 de septiembre, día en que el Auditorio Mar de Vigo centrará la primera cumbre público-privada del Perte con las más de 25 administraciones, empresas y centros tecnológicos participantes.

El Consejo de Ministros aprobó el Perte a mediados del mes pasado. La intención del Gobierno que dirige Pedro Sánchez es la de “convertir a España en el Hub Europeo de electromovilidad”. Para ello, se esperan generar unos 140.000 empleos y que la inversión pública tenga un efecto multiplicador en el sector privado que, según Industria, “se calcula en torno a unos 19.700 millones de euros para 2023”.

El reparto de los cuantiosos fondos anunciados se conocerá precisamente el próximo mes en la cita olívica. Será ahí cuando se empiecen a perfilar las medidas englobadas en el Perte, con Vigo como uno de sus ejes principales junto a Barcelona (que acogió la primera reunión en junio, aunque sin la industria) y Zaragoza (que centró la segunda, en julio). Los primeros pagos se esperan ya para finales de año.

Apuesta

La ciudad lleva años apostando fuerte por el desarrollo del vehículo conectado, autónomo y eléctrico. Junto a Stellantis (antes PSA) y con el trabajo del CTAG, Vigo sirvió de banco de pruebas tanto para esto como para la nueva tecnología 5G, clave para que los vehículos autónomos puedan circular. Ahí tiene mucho que decir el vigués Antonio Fernández, que el grupo galo situó al frente de su Programa de I+D de “Vehículo Conectado”.

En este contexto Vigo aspira a acoger ese Centro de Homologación y Certificación dentro del proyecto. La intención es la de atraer talento, inversión e impulsar la competitividad de las empresas gallegas y del resto de España, que testarán sus desarrollos en esta futura instalación.

“Zona Franca apuesta fuerte por enraizar el automóvil en Vigo”, dice Regades

decoration

“Que la primera reunión público-privada del Perte se haga en Vigo es una muestra del peso de nuestra ciudad en el sector de la automoción, del presente y del futuro, abriendo la posibilidad de nuevos proyectos industriales que generarán nuevos empleos de calidad de la mano del sector, la universidad y los trabajadores”, explica el delegado de la Zona Franca de Vigo, David Regades, que recuerda que la “apuesta fuerte por enraizar el automóvil en Vigo”.

Cumbre

El acto en el Auditorio Mar de Vigo tendrá a Zona Franca como anfitrión y estará presidido por el secretario general de Industria, Raúl Blanco, y el regidor de la ciudad, Abel Caballero. Está previsto que asistan representantes de la Generalitat de Catalunya, la Generalitat Valenciana, la Junta de Castilla y León o del Gobierno de Aragón. Además, estarán representados los ayuntamientos de Zaragoza, Valladolid y Castellolí (cerca de Barcelona), la Deputación de Pontevedra, el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y las zonas francas de Vigo y Barcelona.

Por otro lado, y por primera vez, la reunión del Perte contará con la presencia de la parte industrial. Ahí es donde estará Optare Solutions, consultora que trabaja para operadores de telecomunicaciones y cuyo trabajo se antoja clave. Junto a la firma olívica estarán Cellnex, Grant Thorntom, Idiada, Enide Solutions, I ThinckUPC, Nearby Computing y Madcoms Network, además de centros tecnológicos como el CTAG, el Eurecat (de Catalunya) o el Centro Nacional Supercompuración. Las patronales de fabricantes de automóviles, Anfac, y de proveedores, Sernauto, están también entre los invitados.

Caballero: “Vigo tiene que estar en los proyectos europeos del coche conectado”

decoration

Destaca la presencia de una última firma, Gestió Parcmotor, una pista automovilística inaugurada en 2009 y que se perfila como posible punto para probar los desarrollos en carretera. Ubicada en Castellolí, amenaza la iniciativa del CTAG para crear un circuito de alta velocidad con el que realizar estos y otros test.

“Vigo tiene que estar en los proyectos europeos del automóvil tecnológico conectado”, resalta el alcalde Abel Caballero.

El nuevo emplazamiento para el circuito de pruebas olívico se decidirá en septiembre

El Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) sigue perfilando el que será el futuro megacircuito de pruebas en alta velocidad para el vehículo inteligente. Una vez descartada la zona del millón de metros cuadrados del puerto seco en As Neves, en la Plisan, la apuesta se centra ahora en localizar un espacio que no tiene por qué ser necesariamente un terreno de uso industrial. La idea es que el nuevo emplazamiento se decida en septiembre, coincidiendo también con la celebración de la tercera reunión por el Perte del vehículo conectado y eléctrico, que precisamente incluirá una visita al CTAG.

La infraestructura, calificada como pionera al no haber nada similar a nivel europeo, permitiría a los ingenieros del centro tecnológico testar los últimos avances tecnológicos de conducción y a la vez podría tener un aprovechamiento deportivo.

Desarrollo clave

  • Participación gallega

    En el marco del Perte, Cellnex y Grant Thornton desarrollan la memoria asociada al proyecto del sistema C-V2X, en la que participan Zona Franca de Vigo y CTAG.

  • Comunicación directa

    El sistema C-V2X sirve para una comunicación directa con las infraestructuras, lo que permite a las autoridades conocer el estado de las carreteras y prestar auxilio.

  • Intercambio de datos

    También ofrece un intercambio de datos entre los vehículos para una mayor seguridad y es crucial para el desarrollo de la conducción automatizada.

Compartir el artículo

stats