Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro de cada diez vehículos que se venden en Galicia son ya electrificados

Imagen de fondo: vista del interior del concesionario de Rodosa en Vigo. Pablo Hernández Gamarra / FDV

La sostenibilidad avanza imparable en el sector de la movilidad y el mercado da signos de ello. Lo reflejan así los datos de matriculaciones del primer semestre del año, que muestran cómo la comunidad gallega experimenta un cambio en la tipología de vehículos comercializados. A cierre de julio, cuatro de cada diez turismos matriculados en la comunidad son electrificados, según revela un informe de IdeAuto. La cifra no es nada despreciable y, ciertamente, constata la rápida marcha que ha tomado la movilidad eléctrica a lo largo del presente ejercicio ya que contrasta con la proporción de 2020, cuando tan sólo dos de cada diez vehículos matriculados eran electrificados o uno de cada diez en 2019.

“Estos datos reflejan una tendencia en el sector, se va hacia la hibridación de la movilidad”, resuelven fuentes de la patronal de concesionarios Faconauto. En el cómputo de electrificados se incluyen los vehículos eléctricos puros, los eléctricos de autonomía extendida, los híbridos enchufables y no enchufables, los de hidrógeno y los de gas, lo que no hace más que poner de manifiesto la transitoriedad de la situación. “Durante bastantes años seguirán conviviendo todas las tecnologías de combustión, los híbridos y los eléctricos. Para el comprador es bueno porque nunca había tenido tanta oferta a su disposición para la movilidad”, apuntan desde Faconauto.

En el primer semestre del año, fueron 4.952 los vehículos electrificados matriculados en Galicia, lo que supone un repunte del 90% en términos interanuales. En paralelo, las matriculaciones de gasolina y diésel arrastran caídas del 12% y del 33%, respectivamente, en relación al mismo periodo del año anterior. En términos absolutos, los vehículos de combustión matriculados superan a los electrificados, no obstante, el modelo Peugeot 3008 Hybrid fue el turismo híbrido enchufable más vendido en el mercado español, con una cuota de mercado del 9,4% entre los vehículos cero emisiones y del 4% sobre el total de turismos.

La misma tendencia se constata a escala estatal en el mes de julio, que refleja un crecimiento del 67,43% en las ventas de vehículos electrificados respecto a 2019, el último año normalizado antes del COVID. En el acumulado del año, la movilidad alternativa también ha ganado terreno, repuntando hasta un 99,88% respecto al ejercicio anterior. De esta manera, los vehículos alternativos alcanzan una cuota de mercado del 31,3% en España en lo que va de ejercicio. Un avance liderado por el 41,39% que copa en Madrid y el 14,69% de Cataluña.

Sergi Sánchez: “Se están matriculando la mitad de coches que en 2019”

decoration

Cabe destacar que Galicia se sitúa, junto con País Vasco, La Rioja y Extremadura, entre las cuatro comunidades que mantienen las cifras negativas de matriculaciones, con un descenso del 2% respecto al mismo periodo de hace un año. Los concesionarios acusan la caída de ventas y una demanda contenida a la expectativa del curso que pueda tomar la pandemia y sus derivadas económicas. “Este resultado demuestra que estamos sufriendo las consecuencias del COVID, mucho más acusadas que el año pasado aún estando varios meses cerrados. Se están matriculando la mitad de coches que en 2019”, analiza Sergi Sánchez, gerente de Hyupersa.

Crisis en los concesionarios

El sector preveía que la recuperación le llegaría en este segundo semestre del año. Una idea que, parece, tendrá que esperar hasta 2022, según pronostican desde Faconauto: “los concesionarios están viviendo lo peor de la crisis y no se ve un límite temporal”, señalan fuentes cercanas al organismo. Coincide Sánchez, que argumenta que Galicia y Pontevedra “llevan un desfase temporal respecto a otras regiones que va a seguir ahí en las próximas semanas. A día de hoy la actividad es mucho más baja de lo que habíamos estimado”.

Cada vez más clientes optan por los vehículos electrificados, aunque “sigue costando mucho dirigir al cliente hacia esta gama”, reconoce el gerente de Kía Rías Baixas, Daniel Morante. “Mes a mes se nota una leve mejoría, pero a expensas de que nuestra comunidad tenga muchos más puntos de carga disponibles. Hay muchas marcas que tienen gran parte de su gama electrificada desde hace tiempo. Eso ayuda a ser más competitivo”.

En todo caso el sector tiene muchos más retos que afrontar que la propia pandemia, o más bien propiciados por ella. Continúa sufriendo las consecuencias de la falta de abastecimiento de chips, que implica que muchos fabricantes no puedan continuar con la producción de vehículos y, en paralelo, que los concesionarios no dispongan de stock de vehículos. A ello se suma la incertidumbre que abruma al comprador a la hora de elegir la tecnología para su vehículo nuevo, resuelven desde Faconauto y “muchos compradores ante la incertidumbre regulatoria optan por un vehículo usado o por fórmulas de renting flexible que extiende el vínculo 4 años”.

Europa y el Gobierno central aprietan la normativa para conseguir alcanzar el objetivo de cero emisiones de CO2 en 2050. Lograr esta ambición pasa por que la Unión Europea prohibirá la venta de coches de gasolina, diésel o híbridos en 2035, dejando tan sólo opción a los eléctricos. “Tiene que ver también las limitaciones de CO2 que puso en marcha Europa para los fabricantes el pasado año”, indican desde la organización de concesionarios.

Compartir el artículo

stats