Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno aprueba entregar 23 millones para deudas a un Barreras descabezado

El astillero Hijos de J. Barreras, con los bloques del proyecto Havila a la vista.

El astillero Hijos de J. Barreras, con los bloques del proyecto Havila a la vista.

Las auxiliares cuentan con “recibir el dinero de manera inmediata”

decoration

El Consejo de Ministros aprobó ayer una partida de 23 millones de euros para el astillero vigués Hijos de J. Barreras. Lo hizo en base al Real Decreto 874/2017, por el que el Gobierno da ayudas para “compensar” una diferencia entre el tipo de interés concedido a fecha de firma del contrato de construcción de un buque y el tipo de interés comercial de referencia (denominado CIRR) del euro en la fecha de la concesión del crédito. Un apoyo que, según prometió en su día el anterior presidente ejecutivo del astillero, Douglas Prothero, será para pagar las deudas con las auxiliares por la construcción de su barco, el Evrima. Sin embargo, la cuantía llega ahora a las arcas de una compañía descabezada, con su único pedido –el crucero– concluyéndose lejos de Vigo y en manos de la firma experta en reestructuraciones Kroll Business, que tiene el mandato de vender la factoría antes de final de año.

Según las últimas cuentas del astillero, de 2020, la compañía tarda 8 meses en pagar sus facturas. Los primeros que sufren esta letanía son las firmas del naval que participaron en la construcción de los barcos, tanto del Evrima como el fallido proyecto Havila, cuyos bloques están desperdigados por las instalaciones.

La dirección de Barreras estaba pendiente desde hace meses de la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la partida para saldar las deudas del crucero que está ahora en proceso de construcción en Astander (Santander), cuyo 50% restante acordado con las auxiliares estaba pendiente de cobro.

Con la luz verde otorgada al apoyo del RD 874/2017, las proveedoras cuentan con “recibir el dinero de manera inmediata”. Según Uninaval, este “es el momento de la verdad” para que Barreras cumpla con las empresas, que esperan cobrar “entre esta semana y la que viene” los cerca de 20 millones que les adeudan.

Según estima el Gobierno, Barreras “cumple con la condición que establece la subvención” para percibir la cuantía pese a su situación, en fase de venta por parte de Kroll y con un ERTE en marcha para su plantilla hasta el próximo 21 de julio de 2022, pactado entre el astillero y UGT, que lidera el comité de empresa.

Precisamente fue el sindicato el primero que quiso valorar la cuantía aprobada por el Gobierno. “Considerábamos necesario este desbloqueo y así se le hizo saber al Gobierno, ya que supone una inyección económica imprescindible para el mantenimiento de la industria auxiliar”, comentaron desde UGT Vigo, que recordó también el “papel fundamental” de estas empresas y la “importancia del apoyo de las administraciones”.

UGT celebra la noticia y CC OO critica la “complicidad” de astillero y Gobierno

Desde CC OO el punto de vista es diferente. El delegado del sindicato en Barreras, Ramón Sarmiento, criticó la “complicidad” del Gobierno para llevar al naval “a una situación límite”. “Además cuesta dinero de todos los españoles y todos los gallegos, ya que se toma la iniciativa de salvaguardar un error que cometió la administración avalando desde Cesce la financiación para construir el Evrima”, comentó.

Rafael López, representante de la CIG en el comité, explicó por su parte que el dinero “va directamente a las empresas para las deudas”. “Sabíamos que se iba a llevar esta semana al Consejo de Ministros, pero no por la empresa, que hace mucho que no nos comunica nada”, concretó López.

Compartir el artículo

stats