Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La facturación de Adolfo Domínguez se dispara con el tirón del “online”

Los costes del ERE engordan las pérdidas hasta los 8,6 millones

Desfile de Adolfo Domínguez

Desfile de Adolfo Domínguez Brais Lorenzo

Adolfo Domínguez se aferró a su nueva colección bajo el sugerente título de “El sexo” para dejar atrás el varapalo del coronavirus, muy fuerte en el caso de la industria de la moda. La compañía ourensana no dudó incluso en desterrar las viejas maneras, sin pasarelas de por medio, y montó lo más parecido que hay a una fiesta en tiempos de pandemia para la presentación, retransmitida en directo por sus redes sociales, donde, como muchas veces ha dicho ya su presidenta, Adriana Domínguez, se nota el rejuvenecimiento de la clientela. Y está dando sus frutos. Las ventas de su primer trimestre fiscal, que va de marzo a mayo, se dispararon un 118%, hasta los 14,6 millones de euros, en comparación con el mismo periodo de 2020, justo cuando estalló la crisis. Aún así, la cifra de negocio se sitúa un 28,7% por debajo de la de 2019 (20,5 millones) y las pérdidas superaron los 8,6 millones de euros, un 6% más.

Además de la apuesta renovada de tendencias, en la mejora evidente del negocio tiene mucho que ver el furor del online, que sigue creciendo muy por encima de la facturación en tiendas físicas: un 62,5%. El incremento de la cifra de negocio es generalizada en todos los mercados, aunque especialmente intensa en la red de 184 establecimientos de Europa –donde llega al 270%– “debido a la reactivación de la movilidad y la reducción de las restricciones al comercio físico”.

El margen bruto alcanza los 16 millones de euros tras dispararse cerca del 154% y el resultado operativo sube un 38% (6,3 millones), lastrado por el incremento de los costes –16,3 millones, el doble que entre marzo y mayo de 2020– derivados del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con 204 despidos y 55 prejubilaciones pactado en mayo con los sindicatos para aligerar la estructura del grupo y asegurar la viabilidad futura.

Adolfo Domínguez también comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la entrada en el máximo órgano de decisión de la compañía de Diana Morato, ex consejera delegada de Deliveroo; y de Rafael Prieto, ex director global de Marketing de Peugeot.

Compartir el artículo

stats