Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia recupera los números prepandemia en venta de pisos

Una viandante observa las ofertas en una oficina inmobiliaria viguesa. | MARTA G. BREA

Una viandante observa las ofertas en una oficina inmobiliaria viguesa. | MARTA G. BREA

La crisis sanitaria por el coronavirus también impactó, como no podía ser de otra manera, a la venta de inmuebles. En los cinco primeros meses del pasado año, coincidiendo con el estallido de la pandemia, se formalizaron en Galicia un total de 6.058 contratos, lo que suponía una reducción del 18,6% respecto a 2019. Pese a la tercera y cuarta ola vividas en el inicio de 2021, y todavía pendientes de una recuperación económica que no acaba de llegar, las cifras han dado un vuelco. Hasta el pasado mayo la compraventa de pisos se situó en las 7.677 operaciones, cifras preCOVID que se suman también a un cambio en el método de pago: a cierre de mayo se firmaron casi 6.000 hipotecas en la comunidad, lo que supone que el 22,3% de las operaciones se pagaron en mano.

En el quinto mes del año se firmaron 1.225 hipotecas

decoration

Según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hipotecas constituidas sobre viviendas se disparó un 22,7% el pasado mayo en Galicia respecto al mismo mes de 2020, en el que estaba instaurado el estado de alarma para intentar contener de la pandemia. En el quinto mes del año se firmaron 1.225, que supusieron un capital prestado por valor de 125,53 millones, un 4,8% más que en el mes anterior y un ascenso del 27,8% respecto a mayo de 2020.

El acumulado de hipotecas formalizadas en la comunidad asciende a 5.963, lo que supone un 16% más respecto a las que se firmaron hasta mayo del pasado año y un incremento de casi el 20% respecto al mismo período de 2019, antes de la pandemia. De hecho, son casi un millar de hipotecas más tanto respecto a ese año como el anterior, 2018.

Las operaciones de compraventa, de igual forma, sufrieron una importante fluctuación. Las 7.677 actuales son un 26% más que en 2020 y un 3% más que en los cinco primeros meses del año previo antes de que el coronavirus afectase a todo el mundo.

El último informe del INE recoge también que sobre el total de fincas se firmaron 1.754 hipotecas en la comunidad en mayor, por 196,14 millones. De ellas, 56 eran fincas rústicas (por 9,33 millones) y 1.698 urbanas (por 186,82 millones). Los cambios registrales afectaron a 762 fincas, 558 por novación, 159 por subrogación del deudor y 45 por subrogación del acreedor. Por naturaleza de las fincas, 179 eran fincas rústicas, 583 urbanas y 423 de ellas viviendas.

Un hombre ojea las ofertas en Vigo. Marta G. Brea

En el conjunto del país, el número de hipotecas constituidas sobre viviendas se disparó un 37,4% en mayo respecto al mismo mes de 2020, hasta sumar 35.225 préstamos. Con ello encadena tres meses de ascensos interanuales tras el repunte del 35,1% experimentado en marzo.

Según el INE, el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas aumentó un 5,4% en mayo, hasta los 133.611 euros, mientras que el capital prestado creció un 44,8%, hasta los 4.706 millones de euros.

Respecto a abril, las hipotecas sobre viviendas aumentaron un 10,4%, mientras que el capital prestado creció un 5,8%.

En mayo, el tipo de interés medio para el total de préstamos hipotecarios se situó en el 2,5%, con un plazo medio de 24 años. En el caso de las viviendas, el interés medio fue del 2,31%, con un plazo medio de 25 años.

El 39,9% de las hipotecas sobre viviendas se constituyeron en mayo a tipo fijo, mientras que el 60,1% se firmaron a tipo variable. El tipo de interés medio al inicio es del 2,07% para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,8% en el caso de las de tipo fijo.

Compartir el artículo

stats