Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Stellantis Vigo fabricó casi uno de cada cuatro coches “made in Spain” este año

La explanada de Bouzas llena de vehículos para su exportación. |   // MARTA G. BREA

La explanada de Bouzas llena de vehículos para su exportación. | // MARTA G. BREA

La crisis de los microchips sigue lastrando la fabricación de diversos componentes en España, siendo la automoción la industria más golpeada. Las paradas de producción continúan en la segunda parte del año tras unos primeros seis meses en los que la fabricación en las factorías del país se quedó en 1,2 millones de vehículos, lo que supone un 21,6% menos que antes de la pandemia, en 2019, y un 26,1% más respecto al año pasado, en el que se vivió el cerrojazo por el COVID. En el caso de la planta del grupo Stellantis en Vigo, cuna –entre otros– de los vehículos comerciales ligeros superventas Citroën Berlingo y Peugeot Partner, casi uno de cada cuatro coches ensamblados hasta junio salió de sus líneas de montaje. De hecho, la de Balaídos es de las fábricas menos impactadas por la escasez de los semiconductores. Según ha podido saber FARO, la planta fabricó más de 270.000 coches en lo que de año.

La patronal de los fabricantes, Anfac, recogió ayer que junio cerró con un total de 172.696 unidades producidas en el país, lo que representó una fuerte caída del 18,1% respecto a junio de 2020. Esta reducción se produce a pesar de que hace un año las fábricas estaban todavía retomando el ritmo de producción tras el parón por la pandemia. Comparado con datos prepandemia, la caída es de un 33,8% respecto del mismo mes de 2019.

Para Anfac, la falta de microchips es la "principal razón" de las cifras de lo que va de año

decoration

El informe de la patronal recoge que detrás de las cifras se encuentra como “principal razón” esa “escasez de microchips” provocada principalmente por la disparada demanda de productos informáticos que llevan los microchips durante la pandemia, que desestabilizó por completo el suministro. “El ritmo de fabricación de estos componentes no se ajustará a la demanda del sector de automoción hasta el primer semestre de 2022”, vaticina Anfac.

El director general de Anfac, José López-Tafall, opina que el sector se enfrente a un “fuerte condicionante externo”. Sin embargo, saca una lectura positiva: “a pesar de este contexto, ya uno de cada 10 vehículos que fabricamos es un modelo eléctrico o híbrido enchufable”. En este nicho, en el que Stellantis Vigo tendrá mucho que decir tras el reciente lanzamiento de sus furgonetas eléctricas (proyecto eK9), las fábricas españolas produjeron 129.062 unidades, un 129,7% más que en el mismo semestre del año anterior.

En lo que respecta a los motores de combustión, el diésel sigue en caída libre. En los seis primeros meses del año las factorías ensamblaron 175.238 vehículos, un 16,7% menos. La cara opuesta está en la gasolina, con 666.667 unidades, un 34,1% más.

Por tipo de vehículo, hasta junio la fabricación de turismos y todoterrenos ha sufrido un aumento del 27,4%, con 964.128 unidades. Por su parte, la producción de vehículos comerciales e industriales ha registrado un crecimiento del 21,4%, hasta alcanzar las 241.449 unidades.

Coches ayer en Bouzas. Marta G. Brea

“Es fundamental que sigamos trabajando para aprovechar los recursos procedentes del PERTE y de los fondos asignados al sector para mitigar, en la mayor medida de lo posible, esta situación coyuntural y seguir avanzando en la recuperación del mercado y la producción. No podemos quedarnos atrás”, apunta López-Tafall.

Faurecia Asientos plantea un ERTE de 175 días hasta 2022

Faurecia Asientos plantea la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para su plantilla que se extenderá desde el 17 de agosto y hasta 2022. La medida, fundamentada en causas productivas, fue tratada en la mesa de negociación con el comité de empresa, que finalizó sin acuerdo. Los representantes sindicales de los trabajadores solicitaban un ERTE similar al abierto en estos momentos. Sin embargo, desde la firma entendieron que era imposible llegar a un acuerdo con el comité. Así, la propuesta es de 175 días naturales (que no generan vacaciones), con complementos desde un 5% de la base de cotización (el SEPE abona el 70%), un 15% (abono del 60%) y un 25% (el SEPE aporta el 50%). El turno de noche estará incluido a partir de las 30 horas negativas en su bolsa.

Compartir el artículo

stats