Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fondo americano destituye a Prothero y su cúpula en pleno proceso de venta de Barreras

El CEO de Cruise Yacht deja de ser presidente ejecutivo del astillero vigués tras su fracasada gestión. La consultora tiene plenos poderes de gestión y administración

El CEO de The Ritz - Carlton Yacht Collection, Douglas Prothero. Alba Villar

Menos de un año ha durado el canadiense Douglas Prothero como presidente ejecutivo de Hijos de J. Barreras. La consultora Kroll Business, fichada por orden del fondo Oaktree para proceder a un preconcurso ordenado del astillero, ha decidido disolver el consejo de administración, según pudo confirmar FARO en fuentes de toda solvencia. Con Prothero han sido destituidos también Carlos Pérez-Bouzada, Johan Kuitunen y José Rosado. Esta decisión deberá ir acompañada de una modificación estatutaria de Barreras, en caso de que los directivos de Kroll no ocupen los puestos de consejeros; en caso contrario, la atarazana podría quedar en manos de esta misma compañía bajo la figura de un administrador único.

La decisión de fichar a Kroll, como avanzó este periódico, fue del gigante Oaktree, dueño de Cruise Yacht YardCo, una de la media docena de sociedades que el equipo de Prothero constituyó en Malta entre 2015 y 2017 para poner en marcha la primera división de cruceros de The Ritz-Carlton Yacht Collection. Desde que Oaktree confió al ya expresidente ejecutivo de Barreras el liderazgo de este proyecto, la naviera ha tenido que retrasar en hasta tres ocasiones el viaje inaugural de su primer crucero. Habrá, como mínimo, una cuarta. De un precio de partida de 240 millones de dólares -de los que Cruise Yacht ha puesto, de momento, solo una mínima parte-, los problemas del astillero y los reincidentes errores en la construcción del buque Evrima han disparado el coste de la construcción por encima de los 370 millones de euros.

Con pérdidas superiores a los 50 millones de euros y un patrimonio negativo, la salud financiera de Barreras es muy precaria. Kroll es una firma especializada en la venta de empresas en reestructuración o distressed. De hecho, su hoja de ruta se diseñó con la figura de un prepack concursal, que permitiría la rápida enajenación del astillero, pactando quitas con acreedores y reduciendo los costes fijos (con menos plantilla, por ejemplo). De momento, en Barreras están en marcha las negociaciones para un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Sin carga de trabajo, los dos nuevos cruceros -hermanos del Evrima- que Prothero prometió para Vigo se están negociando con el astillero francés Chantiers, como también anticipó FARO. Sobre la empresa pesan también dos amenazas de devolución multimillonarias (37 millones a Havila Kystruten y 28 a Naviera Armas), además de cientos de facturas impagadas a la industria auxiliar. Solo los pagos pendientes por el malogrado proyecto noruego se acercan a los 10 millones de euros.

El único barco que tenía Barreras en construcción partió el 15 de marzo a Santander, con la promesa -del propio Prothero- de regresar a Vigo en un mes. Pero el Evrima no se rematará en Beiramar.

Compartir el artículo

stats