El proyecto marco para impulsar el vehículo conectado en España está en marcha. Este miércoles se ha celebrado en Barcelona la primera reunión de las entidades públicas interesadas en participar del proyecto, con presencia de las Zona Franca de Vigo, en el marco de la celebración del Mobile Word Congress (MWC 2021).

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha auspiciado el encuentro para impulsar el proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) del Vehículo Eléctrico y Conectado, integrado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia candidato a recibir ingentes fondos europeos. A la cita, celebrada en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, han asistido representantes de la Generalitat de Cataluña, la Xunta de Galicia, la Generalitat Valenciana, el Gobierno de Aragón, la Junta de Castilla y León, los ayuntamientos de Vigo, Castellolí, Zaragoza y Valladolid, la Diputación de Pontevedra, así como los Consorcios de la Zona Franca de Vigo y la Zona Franca de Barcelona. 

El diseño y el desarrollo de elementos de conectividad constituyen un reto estratégico para el conjunto de la industria de la automoción y la movilidad y con esta iniciativa España quiere asegurarse un papel de liderazgo en esta transformación. El proyecto persigue la mejora de la competitividad del producto a través de la transformación digital de las organizaciones, la atracción del mejor talento nacional e internacional, el desarrollo de la I+D+i que ayude a fortalecer el liderazgo tecnológico necesario y la madurez de la conectividad.

Vigo, a la vanguardia

En la reunión estuvo presente el delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Vigo, David Regades, y la presidenta de la Deputación, Carmela Silva. Regades ha explicado que la ciudad olívica "se coloca a la vanguardia del vehículo conectado en España con Zona Franca en el primer proyecto tractor a fondos Next Generation. Es un nuevo paso tras la presentación de la manifestación de interés y ahora PERTE. El objetivo es que el proyecto alcance la dimensión que le permita ser considerado un Proyecto País”.

 El delegado del Estado subrayó “la importancia que tiene para el tejido industrial de la automoción liderar el diseño y desarrollo de elementos de conectividad y, al tratarse de infraestructuras necesarias para establecer los diferentes circuitos de pruebas, se hace necesaria la participación de las administraciones públicas en el proyecto”.

Por su parte, la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha destacado que “la cooperación público-privada es clave para el éxito de un proyecto de esta envergadura y los socios tienen nuestro apoyo para que se convierta en un Proyecto País que permita alcanzar fondos Next Generation”. 

Entre las infraestructuras que contempla este macroproyecto está la de Zona Franca de Vigo y CTAG, como socio tecnológico, para una pista de ensayos en el Concello de As Neves (lindante con la Plisan). El proyecto de Zona Franca y CTAG consta de tres partes: una son los laboratorios de validación digital; la segunda son las áreas de tests controlados y la tercera parte es la posibilidad de disponer de entornos reales, en carretera abierta.

El director general de Industria y Pyme, Galo Gutiérrez, ha valorado "la implicación de las administraciones públicas en un proyecto que impulse los avances tecnológicos de la industria de automoción, de modo que, con la incorporación de la industria de las telecomunicaciones, las empresas españolas lideren la transición hacia el vehículo autónomo".

Por su parte, el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Pere Navarro, que ha sido el anfitrión de este encuentro, ha destacado que "trabajamos para ser un referente en materia de innovación en el sector empresarial e industrial. La ubicación estratégica de nuestro polígono y el peso que tradicionalmente ha tenido el sector de la automoción en esta área industrial son dos elementos que nos impulsan a participar activamente en este proyecto".