Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El naval se apunta a la eólica y señala la amenaza de Turquía

Desde la izquierda: Pablo Garde, Reyes Maroto, Almudena López del Pozo y Raül Blanco. |   // PYMAR

Desde la izquierda: Pablo Garde, Reyes Maroto, Almudena López del Pozo y Raül Blanco. | // PYMAR

La industria naval española saca pecho de lo conseguido en el difícil año marcado por el estallido de la pandemia y apunta a retomar una senda de crecimiento a través de dos pilares clave: lograr pedidos en el bum que se espera en el nicho de las energías renovables, en especial de la eólica marina, y el aprovechamiento de los fondos COVID para la modernización del sector. Así lo identifican desde Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión (Pymar), la asociación que ayer celebró su junta general ordinaria de accionistas y que alertó de la seria amenaza que llega desde Turquía, país que aglutina pedidos en sectores tradicionalmente explotados por las atarazanas españolas. “Los márgenes se estrechan frente a astilleros no sujetos a reglas de la Unión Europea”, explicó la consejera delegada de Pymar, Almudena López del Pozo, que también recordó el avance de Asia en barcos tecnológicos, especialidad de astilleros como los vigueses. Al acto de clausura acudió también la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que puso en valor la labor de los astilleros y auxiliares y que anunció un nuevo real decreto para la concesión de ayudas al sector naval en materia de I+D+i, que entre otras novedades amplía de 15 a 20 millones de euros el límite anual de gasto.

Turquía cerró el pasado año con 157 pedidos en cartera; España, con 44

decoration

Pymar hizo balance de lo que dio de sí la industria durante el pasado año. Los datos del Informe de Actividad del Sector de la Construcción Naval de 2020 señalan que el país firmó 18 nuevos pedidos por 530 millones de euros, siendo tan solo dos de ellos contratados en astilleros olívicos (Armón Vigo, en concreto). La cifra global supone una reducción del 2% respecto al curso prepandemia, una caída leve comparada con el 10% de media europeo y el 20% mundial.

Los pedidos, que colocan a España tercera en el ránking de la UE, acumulan un total de 103.139 CGT (arqueo bruto compensado) y se unieron a las 17 entregas realizadas. Según recoge el informe de Pymar, en total la cartera de pedidos del sector se situaba a cierre del pasado curso en 44 buques. Mientas, la actividad de reparación, mantenimiento y transformación registró más de 700 grandes actuaciones, con un 15% menos de facturación.

Según la CEO de Pymar, estos datos se consiguieron pese a “las circunstancias más excepcionales de este siglo” y frente a duros competidores, en especial Asia que está “pisando los talones” en cuanto a barcos de alto valor añadido y Turquía. Este país cerró 2020 con 56 contrataciones y una cartera de pedidos más de tres veces superior (157 buques).

Los dos primeros cruceros encargados por Havila Kystruten a Tersan. | HAVILA

Para Almudena López del Pozo el sector necesita “dar un paso más” en la “transformación de la cadena de valor” a través de la digitalización, formación y transición ecológica, así como apuntar a nichos en crecimiento. En este caso mencionó a la eólica marina y otras energías renovables. “Contamos con unas características óptimas ante el inminente aumento de demanda”, recordó.

Igualmente, la responsable de Pymar pidió el respaldo del Gobierno al plan de transformación para el sector, a través del PERTE con fondos europeos anunciado junto a Navantia y Siemens. “Es una oportunidad de oro para el futuro naval”, resumió.

Los fondos COVID, “una oportunidad de oro para el futuro naval”, según Pymar

decoration

La clausura corrió a cargo de la ministra Reyes Maroto, que en su intervención anunció un nuevo real decreto que actualiza uno ya existente sobre las ayudas al sector naval en materia de I+D+i. El texto, que será aprobado “en las próximas semanas”, incorporará “importantes mejoras” al dar la oportunidad a las empresas auxiliares a participar en proyectos de colaboración con los astilleros y que amplía de 15 a 20 millones de euros el límite anual de gasto. “Es un instrumento útil y el nuevo real decreto va a permitir su relanzamiento”, explicó.

Maroto, que destacó el papel de Pymar, aseguró que el naval es una “prioridad” y un sector “estratégico” para el Gobierno. Por ello, animó al sector a aprovechar los fondos COVID, “una oportunidad para consolidar su papel de liderazgo”.

Compartir el artículo

stats