Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hogares y empresas ahorraron en Galicia 5.500 millones desde que llegó el COVID

La pandemia ha disparado el horro de los hogares gallegos

La pandemia ha disparado el horro de los hogares gallegos

La pirueta en la actividad a causa del coronavirus dejó un roto de casi 5.000 millones de euros en el Producto Interior Bruto (PIB) de Galicia. Como si de repente la comunidad se quedase sin lo que aporta el sector de la construcción en un buen año.

Aunque los depósitos marcan otro récord, la subida en el primer trimestre se frena tras el fin de la tercera ola | La comunidad encabeza con Baleares el incremento del crédito

A diferencia de otras crisis recientes, y la doble recesión financiera que mantuvo en jaque a medio mundo entre 2008 y 2013 es el gran ejemplo, la ocupación aguantó mucho mejor porque los Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) permitieron frenar la sangría laboral tras la hibernación de la economía y, además, preservar en la medida de lo posible las rentas de los hogares y las cuentas de las empresas, aliviadas sin el coste de las cotizaciones a la Seguridad Social. Entre eso y la imposibilidad de consumir por el largo periodo de confinamiento primero y los cierres intermitentes de la hostelería y el ocio en cada ola del COVID-19 después, el ahorro alcanzó niveles sin precedentes. Los depósitos del sector privado en la comunidad engordaron con más de 5.500 millones de euros desde que empezó la pandemia.

  • El coste de la pandemia: la factura multimillonaria del paro y los ERTE en Galicia”
    Las prestaciones de Trabajo se duplican por la pandemia y superan los 1.500 millones de euros entre abril de 2020 y el pasado enero

El ahorro en Galicia acabó el primer trimestre de este año por encima de los 73.000 millones de euros, según los datos actualizados ayer por el Banco de España. Las administraciones guardaban en las entidades financieras cerca de 3.500 millones, mientras que los otros sectores residentes (familias y negocios) rondaban los 69.613 millones. En ambos casos el incremento en comparación con el mismo periodo del pasado 2020, coincidiendo con la primera embestida del COVID-19, supera de largo el 8%. Los depósitos del sector público, concretamente, subieron un 8,8% (282 millones) en un año y los del privado crecieron un 8,6% (5.523 millones de euros, a una media de 15 millones metidos en la hucha cada día).

Galicia es una de las comunidades con mayor subida de los depósitos bancarios de particulares, que aumentaron en alrededor de 95.000 millones de euros, un 7,7%, en el conjunto del país. Cataluña lidera el avance del ahorro entre hogares y empresas (11,8%), seguida de Castilla-La Mancha (10,8%) y Melilla (10,2%). A la cola aparecen Canarias (5%), Asturias (4,2%) y Baleares (1,2%).

  • El récord de ahorro por la pandemia en Galicia supera ya todo el desplome del PIB
    Los depósitos en la comunidad crecieron en casi 6.000 millones de euros desde abril

Los primeros tres meses de este 2021 suponen un punto de inflexión para la economía por la fuerte recuperación tras liquidar la tercera ola. Y se nota también en los depósitos. Hay más posibilidades de gastar –como se está haciendo, según los datos del uso de tarjetas en Galicia y los índices del sector servicios– y el ahorro privado sigue creciendo, aunque con mucha más contención: un 0,08%, con 56 millones más que en diciembre. El de las administraciones merma en 159 millones, lo que supone un descenso del 4,4%.

“Pese a la gravedad de la caída sufrida por la economía española en 2020 a consecuencia de la pandemia de COVID-19, el impacto sobre las cuentas de los hogares, tomados todos en su conjunto, ha sido más bien moderado, gracias a las medidas de protección instrumentadas por el Gobierno a través de los ERTE y las prestaciones extraordinarias a los trabajadores autónomos”, apunta María Jesús Fernández, economista de Funcas, en el último número de Cuadernos de Información Económica con los datos del ahorro hasta finales de 2020. El informe deja claro que si existiesen datos más desagregados por el perfil de hogar, se notaría que el golpe fue “probablemente más severo” en “los hogares de rentas bajas”.

La otra principal medida para contener los efectos económicos de la pandemia son las inyecciones de liquidez con aval del ICO. El crédito en Galicia se situó en marzo en 45.800 millones de euros, un 8,7% más que un año antes. Entre las familias y las empresas se incrementó un 6,2% (2.394 millones de euros) y en las administraciones se disparó un 38% (1.272 millones). El sector público sigue tirando de financiación externa en el primer trimestre –un alza de casi el 10%, con 411 millones–, mientras que el endeudamiento privado se redujo un 0,4% (188 millones) respecto a diciembre. 

Compartir el artículo

stats