El Grupo Parlamentario Socialista del Senado ha presentado una enmienda para eliminar el cambio del impuesto de matriculación, una iniciativa puesta en marcha en el Congreso de los Diputados por el PDeCAT a través de una enmienda en la nueva Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal que fue aceptada a finales de mayo con los votos del PP, Vox, Esquerra Republicana, Ciudadanos, PRC y el propio PDeCAT, mientras que PSOE y Unidas Podemos votaron en contra y el PNV se abstuvo.

Según el grupo parlamentario, la actual configuración de este impuesto ya responde no solo a la capacidad económica puesta de manifiesto en la matriculación de un medio de transporte, sino que atiene, además, a consideraciones medioambientales. “En este sentido, el vigente IEDMT establece los tipos impositivos en función de las emisiones de dióxido de carbono primando la compra de vehículos menos contaminantes”, añade el Grupo Parlamentario Socialista.

Todo ello después de que la oposición derrotase en el Congreso de los Diputados al Gobierno y congelase la subida de facto prevista para este año en el impuesto de matriculación. Sin embargo, esa iniciativa todavía tiene que pasar por el trámite del Senado, donde puede ser echada abajo.