Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La moda sale del agujero de la pandemia tras un desplome de ventas de casi 400 millones en Galicia

La caída en toda España fue de 7.500, más que en toda la doble recesión financiera | Las cadenas adelantan otra vez las rebajas

Jóvenes comprando en las rebajas de verano del pasado año. // Iñaki Osorio

Jóvenes comprando en las rebajas de verano del pasado año. // Iñaki Osorio

Inditex batió la previsión que los analistas manejaban para el resultado del primer trimestre de su nuevo ejercicio fiscal, espejo del negocio después de un año de pandemia. El consenso del mercado se movía alrededor de los 358 millones de euros de beneficio y el gigante de la moda ganó 421 millones entre febrero y abril tras un incremento de las ventas del 50%, hasta los 4.942 millones. Hasta ahora, lo extraño era que el grupo no cumpliese las expectativas, pero con todo lo sucedido en la economía por el coronavirus, y especialmente la debacle de la facturación de la moda, nada parece raro. El cambio de ciclo en su caso apunta maneras con la vuelta a los niveles previos a la crisis. Las ventas entre el 1 de mayo y el 6 de junio se duplicaron.

¿El imperio capitaneado por Pablo Isla sirve de ejemplo para hablar de reactivación del sector? “A pesar de las ventajas que tiene por la fortaleza de su modelo de negocio, los datos sorprenden por lo buenos que son”, asegura Alberto Rocha, secretario general de Cointega-Clúster Gallego Textil Moda, que confirma la sensación de recuperación “entre cada vez más firmas y tiendas de ropa” por el despertar del consumo, “incluso en los centros comerciales”. “¿El problema? –añade–. Todo lo que se ha perdido”. Que fue mucho. La caída de facturación ronda el 40% durante el pasado año, con casi 400 millones de euros menos.

Una "catástrofe"

El balance del 2020 es “una catástrofe” para la Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex). La facturación en todo el país se situó en 10.600 millones de euros, lo que supone una caída del 41,2% (7.500 millones) en comparación con 2019. Es la menor cifra de ventas en toda la serie contable que la principal organización del sector inició en 1997. El sector dejó de ingresar en solo un ejercicio más que en toda la doble recesión entre 2007 y 2013. Galicia concentró poco más del 5,1% de las ventas de moda de España, unos 541 millones de euros, frente a los 920 millones del año precedente.

La facturación y el empleo del negocio textil en España. // Hugo Barreiro

Se cerraron más de 47.100 puntos de venta y el sector destruyó uno de cada diez empleos, 26.700, arrastrado por la enorme contención en el bolsillo de la clientela. La ropa dejó de ser una prioridad para muchos a consecuencia del confinamiento domiciliario y la restricción de movimientos entre ayuntamientos, pero también por la enorme incertidumbre que llegó a haber sobre la evolución de la economía. El gasto en moda por persona en Galicia descendió hasta los 256 euros, por debajo incluso de la media estatal, cerca de 276 euros, un 39,8% inferior a 2019. La sequía del turismo golpeó de lleno la cuenta de resultados de las compañías de vestuario, calzado y complementos. España recibió un 77% menos de visitantes y la facturación entre los compradores extranjeros se desplomó un 79%, según Acotex.

El impacto de la asfixia en el sector a lo largo del primer año de pandemia fue doblemente complicada en Galicia, cuna de varios de los referentes de la moda made in Spain. Inditex remonta el vuelo después de sufrir una bajada de las ventas de casi 7.900 millones de euros en el pasado ejercicio fiscal. En Bimba y Lola la caída ascendió a 62 millones de euros. Y la facturación de Adolfo Domínguez retrocedió 37,5 millones de euros.

"El mercado tiende claramente hacia una concentración en los grandes operadores"

Alberto Rocha - Secretario general de Cointega

decoration

“El mercado tiende claramente hacia una concentración en los grandes operadores, a pesar de que también ellos están reduciendo tiendas”, indica Alberto Rocha. El “cambio sustancial” en las formas de vender por el auge del comercio online “viene para quedarse” y “las tiendas multimarca mueren de inanición”. “En el textil y el comercio pasará como en la hostelería, que funcionará cuando el cliente se encuentre una oferta de calidad que le lleve a hacer cola para pagar lo que vale un producto –afirma el secretario general de Cointega–. Hace falta innovación de producto”.

De momento, lo que se repite es el movimiento de las grandes marcas para exprimir al máximo la ola del consumo adelantando, como el año pasado, la temporada de rebajas. Zara, Bershka, Pull&Bear y el resto de enseñas de Inditex iniciarán los descuentos el 23 de junio en online y el 24 en tienda, al igual que El Corte Inglés. H&M lo hará el 20. Bimba y Lola podría arrancar también a mediados de mes.

Compartir el artículo

stats