Con el borrador de los planes de ordenación del espacio marítimo recién publicado y la identificación de Val Miñor, Ortegal y A Mariña como lugares aptos para eólica marina, la Xunta, de mano del vicepresidente económico y la conselleira do Mar formalizó ayer la creación del Observatorio para el sector, en el que defiende “la unidad y el consenso” y “someter a acuerdo de todas las partes implicadas” cada avance.