DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Querido Alfonso

Asombrado recibo la noticia. No la quiero creer. Lo único que se me ocurre es escribirte para recordar los buenos tiempos que hemos compartido. Ya de niños bajo la sombra de nuestros padres. Más tarde en el ámbito de distintos hechos, eventos y circunstancias.

Intensamente en las World Fishing Exhibition. Desde 1973, en las seis veces que se celebró en Vigo. Todas bajo tus auspicios. La primera como Secretario General y las siguientes como Presidente del Comité Ejecutivo. En todas participé. En unas más intensamente, en otras menos. Todas espectaculares por la exposición en sí misma, los eventos asociados y la magnificencia de los actos que programabas, Cumbres Mundiales de pesca entre ellos. En la última, de 2009, colaborando contigo en la Cumbre Mundial sobre Sostenibilidad de la Pesca, asunto que tanto a ti como a mi tanto nos preocupa y sobre el que tanto hemos reflexionado.

En asuntos literarios. Como no. Pero especialmente a lo largo de 2012 celebrando en distintos foros que ese año se le dedicaba el Día das Letras Galegas a tu admirable y admirado padre, D. Valentín Paz Andrade. Comentamos sus ensayos literarios, históricos, de economía pesquera, reflexiones sobre Galicia, la edición de libros sobre distintos autores, Cornide de Saavedra entre otros. Y poesía. Poesía recitada en tu querida Fundación Sales (Francisco de Sales Covelo), jardín botánico de Vigo, vislumbrando al fondo su nenúfar gigante.

Y más aún en el ámbito de Industrias Pesqueras, fundada en 1927 y guiada por ti desde hace tantos años. Yo empecé a leer esta fundamental revista del mundo marino y pesquero cuando era estudiante de Biología. Y empecé a colaborar en ella en 1981. Desde entonces, en mayor o menor medida tuve siempre una fuerte y cercana relación contigo. Te enviaba artículos, alguna vez me los pedias tú. Siempre procurábamos mantener la relación y la amistad. ¡Cuánto he aprendido en esta increíblemente buena revista que tantos años cuidaste! No hace muchos meses estuve en su sede, en marzo de este año, creo. Aún en pandemia, no pude hablar cara a cara contigo, pero sí a través de Nieves García, admirada directora de tan excelente revista. ¡Cuánto agradezco lo aprendido y reflexionado en Industrias Pesqueras! ¡Cuánto aprendí de ti!

Coincidencias en colegios de hijos nuestros, encuentros fortuitos en conciertos, exposiciones, eventos, paseando por la calle… Toda una vida de recorridos conjuntos, vivencias, aprendiendo de ti y de tus iniciativas.

No me lo puedo creer. No me lo quiero creer. Alfonso Paz-Andrade. Amigo.

*Miembro del Instituto de Estudios Vigueses

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 986 814 700.

Compartir el artículo

stats