Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El legado de un visionario: “Sempre na brecha!”

De Pescanova a la World Fishing, de “Industrias Pesqueras” a Ibercisa, Paz-Andrade deja huella en la industria o la cultura

El legado de un visionario: “¡Sempre na brecha!”

Alfonso Paz-Andrade se sentó en el banquillo en el macrojuicio de Pescanova. El suyo fue el segundo nombre que mencionó la secretaria judicial en aquel edificio inhóspito y frío de San Fernando de Henares. Le tocó sentarse al lado del expresidente de la compañía Manuel Fernández de Sousa. En algunos recesos, analizaba la crisis del naval o la pérdida de peso que, a su juicio, había sufrido la política pesquera en España y a nivel europeo. “Sempre na brecha!”.

Ricardo Grobas

World Fishing Exhibition

No se ha vuelto a celebrar un evento igual, ni en España ni en todo el continente, con el mar como único punto cardinal. Como presidente del Comité Ejecutivo de la Exposición Mundial de la Pesca, Paz-Andrade se trajo a Vigo la World Fishing Exhibition en 1973. Y aquí se quedó hasta 2009, su última edición. Contó con la participación de 54 países y más de 70.000 visitantes. La cita ya no se celebraría en 2015. “Habrá World Fishing –dijo a FARO en 2012–, la cuestión es dónde va a ser. Será en Vigo, en Walvis Bay, en Inglaterra, en Canadá o Rusia. Nosotros hemos perdido un poco de punch”. Para su mentor, la feria requería de un respaldo inequívoco no solo de las administraciones, sino también de una industria pesquera potente. La crisis de Pescanova, y lo que conllevó para él a nivel personal, fueron alejando poco a poco las posibilidades de celebrarla en su ciudad. “Hay un deterioro, sin Pescanova no tenemos esa fuerza. ¿Van a venir 45 ministros de pesca, como venían, en un escenario así?”.

Víctor Echave

Consejero

Con una amplísima trayectoria empresarial vinculada al mundo marítimo, Alfonso Paz-Andrade participó de los órganos de dirección de algunas de las principales corporaciones gallegas. Fue consejero de Caixa Galicia, con José Luis Méndez al frente, de Grupo San José o de Grupo Rodman, de cuya fundación era patrono. Ocupó fugazmente la presidencia del desaparecido periódico Xornal de Galicia, hasta que su editora decidió su cierre.

Lara Graña

Su adiós de Pescanova

La multinacional se encontraba en concurso de acreedores cuando se tomó esta imagen, en septiembre de 2013. Sousa ya había dimitido y la empresa pasaba a manos del fondo Luxempart y Damm. Aquella junta de accionistas fue carnavalesca, y para Paz-Andrade, desvinculado de su gestión desde 2007, aquello era una afrenta a la historia del grupo. “Hablo desde la emoción y el asombro”. Dijo adiós como consejero “tras haber recorrido el mundo y dado el mayor esfuerzo posible por la empresa”.

Foto con su padre que tenía en su despacho (Rep. Marta G. Brea)

El gran alumno de un buen profesor

Su padre, Valentín Paz Andrade, fue homenajeado en el Día das Letras Galegas de 2012. “Sigo aprendiendo de él con cada lectura”, decía. Siempre recordaba con orgullo la supervivencia de Industrias Pesqueras, revista fundada en 1927, de la que era director. “A máis anterga de Europa”, editada durante quince años por el Decano. “¡Adiós, patrón!”, le despedía ayer su equipo. Con el nervio y la iniciativa empresarial en la sangre, en 1969 fundó Iber-Comercio e Industria SA (Ibercisa, renombrada como Ibercisa Deck Machinery), una de las principales auxiliares de la industria de construcción naval en Galicia, y uno de los mayores exponentes de su internacionalización.

Pablo Martínez

Un negociador global

Como consejero delegado de Pescanova –fue invitado a jubilarse en 2007, por sonoras diferencias con el presidente–, se pasaba más de medio año recorriendo el mundo. No solo hubo de negociar acuerdos pesqueros con nuevas democracias como la namibia, sino con colonias como Mozambique (1970, la sociedad mixta Pescamar no se constituiría hasta el 1984). En la imagen, de 2003, figura con el monarca Juan Carlos I y el entonces presidente de Namibia, Sam Nujoma.

Fernando Alvarado

El juicio

El exconsejero de Pescanova SA Alfonso Paz-Andrade encaró el juicio con una ristra de acusaciones: falseamiento de cuentas anuales, falseamiento de información económica y financiera, insolvencia punible y uso de información relevante. En el auto de apertura de juicio oral era el segundo imputado para el que se pedían más años de prisión, amén de responsabilidades civiles. Fue prácticamente exonerado: el Tribunal sentenció que había sido autor de un delito de falseamiento de cuentas anuales, pero en grado de tentativa. El texto, de 610 páginas, incluía una pena de un año de prisión y seis meses de multa. Pero estaba equivocada, por eso su defensa solicitó una aclaración a la Sala, presidida por Teresa Palacios. En efecto, la sentencia no tuvo en cuenta “que la infracción debía rebajarse en uno o dos grados a la señalada al autor del delito consumado”. Por este motivo, Paz-Andrade ha visto rebajada su pena hasta los ocho meses de prisión, y multa de otros cuatro.

19

El padre de la World Fishing Exhibition R. V.

Compartir el artículo

stats