Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El textil y el naval lastran la recuperación del empleo en la industria de Galicia

Textil y naval, los lastres del empleo industrial en Galicia

Textil y naval, los lastres del empleo industrial en Galicia

Aunque el fortísimo peso de la alimentación amortiguó el topetazo de la pandemia en la economía de Galicia en general y particularmente en la industria, el sector no se alimenta solo de pescado, conservas, carne o leche.

El sector tiene casi 3.000 empleos menos que antes de la pandemia | La hostelería arrastra aún un recorte de 8.200 puestos, uno de cada diez, a pesar de la reapertura

Esa parte, que también sufrió lo suyo por el cierre del canal Horeca, representa alrededor del 22% de la facturación total de la actividad manufacturera en la comunidad y algo más, un 23%, de los puestos de trabajo. Para la mayoría del resto de ramas industriales, incluidas las declaradas esenciales en el primer estado de alarma, este año largo ya de crisis empezó con caídas históricas que poco a poco se fueron aliviando a medida que la ciencia y la sanidad ganaron terrero al coronavirus.

¿Cómo está el panorama ahora? El último balance evidencia la resurrección del sector, que acumula un incremento de la producción del 3,5% y del 5,3% en la facturación durante el primer trimestre de 2021. El empleo, en cambio, avanza con el pie lejos del acelerador. El número de afiliaciones se situó cerca de los 133.000 en mayo, claramente por encima de los 131.000 a los que la ocupación bajó en los meses de confinamiento más estricto, pero casi 3.000 menos que los que había antes de la pandemia, según los datos del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social recopilados por el Instituto Galego de Estatística (IGE).

Sanidad y servicios sociales tienen 4.000 empleados más que antes de la crisis

La industria es, de hecho, la segunda actividad a la que todavía le falta más empleo por recuperar desde el estallido de la crisis sanitaria en la región, solo por detrás de la hostelería. Falta conocer el comportamiento de las cotizaciones en cada una de las ramas manufactureras el mes pasado. Sí hay datos en detalle de la evolución hasta abril y el textil se coloca en cabeza de la reducción de personal.

  • El virus pone en jaque a la industria textil de Galicia

    Inditex clausura toda su red en España - El confinamiento de Igualada y la situación en Portugal complican más la actividad - "Es insostenible con ventas nulas", avisa la patronal

En la confección de ropa, la merma roza el 10% con 822 trabajadores menos que en febrero de 2020. En la parte industrial, la caída acumulada es del 2,2% (40 empleos) y del 6,2% (20) en cuero y calzado. La industria de la moda ajusta su plantilla a la realidad del mercado, con desplomes a doble dígito de la ventas, y por un fenómeno que no es precisamente nuevo, su transformación en una actividad más comercial y de servicios –ligada a oficios de diseño, marketing e I+D– y cada vez menos industrial.

Que el naval sea la otra rama con peores datos de empleo dentro de la industria de Galicia en esta crisis no extraña porque en su caso los problemas también vienen de antes del COVID-19 y se agravaron por el desenlace final en la construcción de crucero Evrima, asentado ahora en Santander, y la ausencia de nuevos pedidos. El descenso de ocupados hasta abril supera los 640, un recorte cercano al 9%.

Artes gráficas y la reproducción de soportes grabados eliminaron en este tiempo uno de cada diez empleos (406). La automoción, que llegó a superar las 17.000 afiliaciones a la Seguridad Social en octubre, se mantenía estable al calor de los récords de fabricación en la planta viguesa de Stellantis hasta la irrupción de su propia crisis, la de la escasez de chips, que empezó a notarse en el empleo a partir de febrero. Con la demanda de los hogares más contenida en la cesta de la compra y la reapertura progresiva de la hostelería, la industria alimentaria disminuyó un 0,8% (262 personas) sus contratados. La caída en fabricación de muebles es del 4,4% (164); un 3,5% en metalurgia (170); y del 4,6% en fabricación de productos de caucho y plásticos. La industria farmacéutica es la otra cara de la moneda: 170 nuevos empleados, un 10% más que al inicio de la pandemia.

  • El COVID, polilla para el mueble

    Inditex clausura toda su red en España - El confinamiento de Igualada y la situación en Portugal complican más la actividad - "Es insostenible con ventas nulas", avisa la patronal

A pesar de la ampliación de aforos y horarios, la hostelería arrastra hasta mayo un desplome del 11% en la afiliación a la Seguridad Social. Son casi 8.200 trabajadores menos que en los niveles precoronavirus. Proporcionalmente, sin embargo, ya no es el sector con mayores números rojos. Esa posición la ocupan ahora las actividades artísticas, recreativas y el ocio. La destrucción de puestos supera el 11% (1.700 menos). La sangría en el comercio se relaja hasta el 0,8% (1.458 cotizantes).

El podio de la recuperación laboral en Galicia está protagonizado por las actividades sanitarias y servicios sociales, con 4.119 trabajadores más que en febrero de 2020; la administración pública, que sumó 2.900; y 2.300 en educación.

Bares y logística lideran la contratación en la comunidad tras el fin del estado de alarma

Hacía siete meses que no se firmaban tantos contratos en Galicia. En mayo fueron 64.779, lo que supone un incremento en comparación con abril, todavía con restricciones en vigor para liquidar la tercera ola del coronavirus, de casi el 3%. Los bares vuelven a recuperar el primer puesto con más de 8.700 contratos, un 42,6% más que el mes anterior.

Le siguen el almacenamiento y las actividades anexas al transporte, la logística en definitiva, con un incremento del 8,2% (6.371), para acompañar el auge del comercio online y la recuperación del movimiento de mercancías para la industria, según los datos de la Consellería de Emprego e Igualdade. En el comercio minorista se firmaron en mayo poco más de 5.000 contratos después de una caída mensual del 10,6%. La bajada en la industria de la alimentación roza el 19% (4.208). Los establecimientos comerciales al por mayor redujeron los contratos un 4% (2.279); un 2,7% los servicios a edificios y actividades de jardinería (2.133); y un 21% la industria del motor ante los parones programados en el grupo de referencia, Stellantis, por la crisis de los chips. La construcción especializada sí aumentó el número de contratos, un 1,9%, hasta un total de 1.989.

Compartir el artículo

stats