Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La empresa viguesa que contratará a los "riders" del "delivery"

Adrián Pena, fundador de Deelivers.

Adrián Pena, fundador de Deelivers.

Las plataformas de entrega de comida a domicilio barajan fórmulas que les permitan esquivar la contratación directa de repartidores. Lo hacen por obligación ya que la aprobación, el pasado 11 de mayo, de la llamada ley del Rider otorga a estas empresas de delivery de plazo hasta el 12 de agosto para que sus transportistas pasen a ser asalariados y abandonen su condición de falsos autónomos. Tal escenario se plantea como un filón para la viguesa Deelivers. La compañía de reparto de última milla toma posiciones para sacar provecho de la situación y hacerse cargo de la contratación de los repartidores que realizarán las entregas para Glovo, Deliveroo y Uber Eats.

Con presencia en 25 ciudades de España y una flota de 1.100 riders, la compañía gallega está inmersa en un proyecto a escala nacional a través del cual se responsabilizará de la contratación de los repartidores del delivery. “Estamos hablando con todas las grandes empresas del sector”, asegura el fundador de Deelivers, Adrián Pena.

Pese a que la normativa es reciente, la situación no le viene de nuevas firma viguesa. Hace años que Deelivers realiza las contrataciones de los repartidores Just Eat en Galicia, Asturias, País Vasco y Castilla León. Los únicos, cabe recordar, entre las compañías del sector que son asalariados. “Just Eat lleva haciendo esto muchos años. Entre todas estas empresas es la única rentable”, incide Pena. “Hay un equilibrio entre el volumen de pedidos y la optimización de recursos”.

Deelivers está decidida a aprovechar la oportunidad. “Somos una alternativa para las empresas de entrega a domicilio, que ahora necesitan una solución”, incide Pena. No en vano, la compañía gallega prevé duplicar su facturación este año, pasando de los 4,3 millones de euros en 2020 a 8 millones de euros en 2021. En un paso más, Pena aspira a dar el salto al extranjero para cierre del presente ejercicio, con Portugal y Francia como los principales mercados en los que desembarcará.

Desde que la compañía vio la luz en 2014, ha ido diversificando su negocio. Lo cierto es que el sector de food delivery continúa constituyendo el grueso de su negocio, con clientes como el restaurante de Estrella Michelín, Maruja Limón. Los repartidores de Deelivers llegan también hasta futbolistas del Celta que contratan sus servicios a través de la empresa de nutrición deportiva, Tabalú.

Además, la viguesa se ha abierto paso en el sector de grocery, con entregas de supermercado de Lola Market o de PromoFarma. En el sector Courier tradicional, ofrece sus servicios de flotas a MRW, Xerox o CTT Express. Aunque no menos importante es su división de software como servicio para empresas terceras. De hecho, la tecnología es el principal elemento de diferenciación de esta compañía, artífice de una herramienta que realiza la asignación de pedidos entre la plataforma de delivery y el repartidor. “Nuestro sistema está automatizado y cuenta con un de inteligencia artificial capaz de examinar el nivel de estrés en cada ciudad en cada momento”, explica el fundador. “Tiene en cuenta parámetros como partidos de fútbol, la meteorología y otros eventos para programar la demanda y automatizar el proceso de contratación de riders”.

Esta tecnología se articula como la principal baza de Deelivers, frente a las empresas de trabajo temporal (ETT): “optimizamos la demanda de repartidores en función del volumen de pedidos que hay”, explica Pena. “No es sencillo gestionar toda esta operativa, pero a escala nacional somos de las pocas que lo hacemos”.

Compartir el artículo

stats