Bimba y Lola exprime el crecimiento para cerrar definitivamente la puerta al duro impacto de la crisis del coronavirus en el negocio textil. En un momento de ajustes en el sector de la moda, la compañía viguesa ha decidido dar el salto del online a las tiendas físicas en Alemania. Son tres, todas en “lugares emblemáticos” de Berlín. Una, concretamente, en la zona de Mitte, en pleno centro y considerado, según la firma, el “escaparate de la renovación urbana” de la ciudad. Las otras dos están ubicadas en Galeries Lafayette.

Para el desembarco, Bimba y Lola “cuenta con la colaboración de artistas vanguardistas, protagonistas de la escena artística y cultural local”. Su visión personal de la marca protagonizará una campaña que el grupo de las hermanas María y Uxía Domínguez llevarán por todos los mercados en los que están presentes: 17 países con locales y 32 en ecommerce.