Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El online y el cierre de tiendas se ceba con los decoradores gallegos de las “gigantes” de la moda

Interior de una tienda de Zara en Milán. |   // FDV

Interior de una tienda de Zara en Milán. | // FDV

Los gigantes de la moda no desaprovechan oportunidades. Y si la pandemia les ha aportado algo positivo es esa aceleración hacia la compra online que ha ayudado a mitigar la sangría de ventas.

Esta industria arrastra una caída de ingresos de hasta el 50% en el año COVID | Busca diversificar negocio con hoteles y barcos

La transición se venía gestando desde hacía tiempo, aunque era más quimera que realidad. Fue la irrupción del coronavirus lo que ha alentado las compras por internet en detrimento de la tienda física. Como parte de este giro, los establecimientos adquieren un nuevo rol como escaparate para las colecciones y punto de recogida de pedidos, el famoso Click&Collect. En una suerte de efecto mariposa, las empresas especializadas en interiorismo y decoración de tiendas acusan las consecuencias.

“No sólo han sufrido por el cierre de centros comerciales a nivel mundial. Las aperturas de tiendas se paralizaron, se desarrolló la venta online y hubo muchos cierres de establecimientos”

Gerente del Clúster da Madeira e do Deseño de Galicia - Ricardo González

decoration

Las empresas especializadas en la habilitación y decoración de espacios públicos, el canal contract como se denomina al sector, arrastra caídas de facturación muy grandes, “del orden del 40% o el 50%”, apunta González. “La relación es bastante directa con el anuncio del cierre de grandes cadenas ya que son los clientes del canal contract. Las tiendas pequeñas representan poco porcentaje”, analiza Alberto Rocha, secretario general de Cointega, Clúster Textil Moda de Galicia.

"Eran conscientes de que el retail tenía una fecha de caducidad”

Alberto Rocha - Cointega- textil Galicia

decoration

Los gigantes de la moda, como Inditex o H&M, primero atestiguaron un obligado cierre de puntos de venta por la pandemia. Luego, anunciaron un giro estratégico que pasa por cerrar establecimientos físicos y aupar el canal online. No en vano, el dueño de Zara anunció hace un año un plan por el que bajaría la persiana de 1.200 tiendas en todo el mundo hasta 2022 y su aspiración de que las ventas por internet representen el 25% de la facturación hasta la misma fecha. También H&M informó de que cerrará 30 establecimientos en España.

  • El ERE por cierre de H&M sumará 20 parados más a los 15.000 que registra la provincia en marzo

Las aperturas suponen el grueso de la cifra de negocio de la división de retail de estas firmas de interiorismo .Las reformas concentran la otra parte, apuntan fuentes del sector. El contract gallego puede presumir de ser internacional. Malasa, Cándido Hermida o grupo Ramón García, son proveedoras de Inditex entre otros titanes del sector. Pero también se cuentan entre sus clientes a Bimba y Lola, Adolfo Domínguez, Carolina Herrera o firmas de lujo como Loewe o Emporio Armani en el caso de Martínez Otero. Son empresas con hasta 500 trabajadores, en su mayoría cualificados, y una cartera de clientes internacional. “Eran conscientes de que el retail tenía una fecha de caducidad. Las grandes empresas del contract llevaban tiempo buscando alternativas para depender menos de este sector”, analiza Rocha. “En 2019 ya se había notado una caída del volumen de negocio, en 2020 ha sido mucho mayor, se paralizó todo con el COVID”, cuentan fuentes del sector.

Tal diversificación la encontraron en el sector hotelero, también en interiorismo para embarcaciones –especialmente de lujo–, y en el impulso que han experimentado las cabañas de madera de alta cama con el ecoturismo. “Tiene más lógica que vayan hacia espacios habitables”, sugiere Rocha. Al final el canal contract abarca la decoración de espacios públicos: hoteles, cafeterías, yates, centros comerciales, oficinas… “son como sastres. Hacen proyectos personalizados para el cliente, diseños ad hoc”, dice González. Toda la transformación digital de la moda impacta en sus proveedoras de interiorismo. “Trabajan productos muy específicos, con las tiendas cerradas, algunas han tenido que aplicar medidas sobre su plantilla”, analiza González.

Estas compañías de habilitación de espacios cuentan con más proyectos internacionales que nacionales. “La mayor parte de tiendas las abrimos en el extranjero”, señalan fuentes del sector. Lo que, en cierto modo, confiere algo de oxígeno al sector que se puede apoyar en mercados todavía por florecer. Toda esta oleada de cierres ha tenido un menor impacto en los “mercados emergentes, en donde casi no hay red de tiendas y hay una clase media en crecimiento que lo sustenta. Algunas grandes ciudades de África están creciendo mucho aunque también harán un salto directo al digital”, analiza Rocha para señalar que no alcanzarán la capilaridad de los mercados maduros.

Compartir el artículo

stats