La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, reclamó ayer en A Coruña “un nuevo contrato social que ponga a los jóvenes en el centro”. Durante una charla-coloquio en la Facultad de Economía de la Universidade da Coruña, Díaz dibujó la realidad laboral de la juventud “El desempleo de los jóvenes representa el verdadero fracaso social del país”, reconoció la vicepresidenta quien destacó que el trabajo de la juventud “es precario con peores condiciones y a tiempo parcial no deseado y desarrollado por personas con alta cualificación lo que supone un desperdicio de talento”.

Sobre la cualificación de los jóvenes, Yolanda Díaz reconoció que hay un problema en España: “Hay demasiados jóvenes con niveles bajos de formación y jóvenes con altos niveles de formación que tampoco encuentran trabajo”.

Díaz, quien apuntó que estamos en “un momento de quiebra del contrato social”, explicó que los jóvenes “han hecho todo lo que le dijimos que tenían que hacer”, pero “hace tiempo que no les escuchamos que quieren realizarse con su trabajo. Ahora solo se habla de competitividad y de la suerte de tener un empleo. Tenemos que cambiar esa realidad”.

Para la ministra de Trabajo es clave acabar con la precariedad laboral. “Solo caben trabajos de calidad”, zanjó para añadir a continuación que “queremos ser europeos, no tener un trabajo precario. Esos trabajos de dar de baja un viernes y dar de alta un lunes no pueden ser”.

La vicepresidenta tercera insistió durante su intervención en “el gran fracaso social” a la hora de dar oportunidades laborales a los jóvenes, ya que España llegó a tener el 56% de tasa de paro juvenil. Ahora, es del 40%. “El principal problema que tiene el mercado de trabajo español desde hace 42 años es el desempleo juvenil”, enfatizó Díaz, quien se comprometió a cambiar “de arriba abajo” las políticas activas de empleo y erradicar la “precariedad”.

En su visita a la ciudad de A Coruña, Yolanda Díaz también participó en el hotel Finisterre en la presentación del libro La estabilidad fiscal en España: los deberes pendientes del economista gallego Santiago Lago. En su exposición, defendió que la responsabilidad fiscal es “compatible” con el desarrollo del Estado de Bienestar. También abogó por una reforma del sistema fiscal español, adaptándolo a retos como el cambio climático o la digitalización.

Te puede interesar:

Antes de asistir a la presentación del libro, la vicepresidenta defendió la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), ante la reunión de ayer de la mesa tripartita sobre esta cuestión. “Lo que funciona bien no tiene sentido que lo cambiemos”, aseguró a preguntas de los periodistas,

Por último, la vicepresidenta tercera remarcó que el Ejecutivo central “no va a abaratar el despido”, después de que el Banco de España propusiese usar los fondos europeos para reformar el despido y lanzar la mochila austríaca. “Cada institución debe de abordar sus competencias”, sentenció.