La cuarta edición del Premio Pyme del Año de Pontevedra, organizado por la Cámara de Comercio y Banco Santander, distinguió con su principal galardón a Krack Zapaterías, un proyecto que nació en 1990 de mano de Juan Carlos y Manuel Fontán. Su proclamación como iniciativa vencedora se produjo de forma telemática el pasado febrero, pero fue ayer cuando pudo celebrarse de forma presencial. Además de la cadena Krack, el jurado, en el que estuvo representado FARO, los premios distinguieron también otras cinco empresas.

Hermasa Canning Technology, especializada en la fabricación de maquinaria para conserveras, recibió el premio a la internacionalización; Easypro, de desarrollo y aplicación de sistemas de transporte y almacenaje modulares y reconfigurables, el de digitalización e innovación. También se reconoció la labor de Toca Salgado (Toysal), con un premio a la formación y el empleo, y el de empresa responsable recaló en la metalúrgica Digoin. Por último, el jurado quiso realizar una mención especial a Cristalería Pontevedresa, por la mejor iniciativa en la lucha contra el COVID-19.

La quinta edición de los premios, cuya fase de recepción de candidaturas expira este sábado, ya está en marcha.