Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más del 50% de los autónomos gallegos pagarán una cuota inferior a la actual

Más del 50% de los autónomos gallegos pagarán una cuota inferior a la actual

Más del 50% de los autónomos gallegos pagarán una cuota inferior a la actual

La cotización por ingresos para trabajadores autónomos toma cuerpo. La propuesta del Gobierno para reformar el sistema de tributación de los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) contempla 13 tramos entre los que podrán escoger en función de la previsión de sus ingresos.

El Gobierno plantea una reforma de la cotización por ingresos reales, con pagos de hasta 400 euros al mes en 2023 | La propuesta contempla un plazo de transición de 9 años

Una reforma que sigue el modelo progresivo de IRPF de los trabajadores asalariados. Bajo este nuevo paraguas fiscal, hasta el 54% de los autónomos gallegos –los mismos que, según los datos de la Agencia Tributaria de 2018 declaraban rendimientos del trabajo de hasta 12.000 euros anuales–, pagarán una cuota de autónomos mínima que oscilará entre los 200 y los 245 euros el primer año. A día de hoy, el ingreso mínimo está fijado en los 286,1 euros mensuales. Al final del periodo de transición planteado por el ministerio de Trabajo, de nueve años, estos 73.760 autónomos gallegos pagarán entre 90 y 235 euros.

Tras meses de negociaciones, el Ejecutivo ha remitido a los agentes sociales la propuesta del nuevo sistema de cotización. El documento, al que ha tenido acceso FARO, establece una reforma basada en los rendimientos reales declarados fiscalmente. Se conocía ya que la implantación de esta reforma empezaría en enero de 2022 aunque sus efectos económicos no llegarán hasta 2023. Durante este primer año los trabajadores por cuenta propia pagarán un máximo de 400 euros mensuales de cuota. El despliegue será progresivo en un periodo de nueve años en los que se realizarán revisiones cada tres años con organizaciones empresariales, sindicales y las asociaciones de autónomos para decidir si cabe acelerar el calendario.

  • ATA cree que la cotización por ingresos reales perjudicará a la mayoría de los autónomos
    Lorenzo Amor denuncia que solo se beneficiarán 1,5 millones de los 3,2 que hay en España

Al final del proceso, la cuota de autónomos comprenderá entre los 90 euros que abonarán los que tengan rendimientos del trabajo inferiores a 3.000 euros al año y un máximo de 1.220 euros para aquellos cuyos rendimientos superen los 48.841 euros. Todo considerando que estas cifras pueden experimentar ciertos ajustes vinculados a la inflación y que, durante el periodo intermedio, la cotización irá incrementando de forma progresiva.

Los tramos

Quedaba, por tanto, por esclarecer cuáles serían estos nuevos tramos de cotización. Los que tengan rendimientos inferiores a 3.000 euros, más de 27.000 trabajadores por cuenta propia en Galicia, abonarán el primer año una cuota de 200 euros y, al final de la transición, 90 euros. Aquellos afiliados al RETA, con rendimientos del trabajo de entre 3.000 y 6.000 euros pagarán de mínimo 215 euros el primer año, y 120 cuando termine el despliegue de la reforma. En todo caso, los datos de 2018 de la Agencia Tributaria muestran que los casi 180.000 autónomos gallegos que cerraron en positivo obtuvieron un beneficio medio de su actividad de casi 10.200 euros anuales, mientras que los 38.000 trabajadores por cuenta propia en pérdidas mostraron un balance negativo de 2.800 euros de media.

El documento desvela que aquellos trabajadores autónomos cuyos rendimientos fiscales sean inferiores a la base mínima de cotización vigente, cotizarán en base a ellos. Esta base mínima se equiparará de manera progresiva a la del Régimen General de la Seguridad Social. Además, la propuesta contempla que los autónomos elijan provisionalmente su base de cotización en función de previsiones de rendimientos pero podrán modificar su elección seis veces a lo largo del año para ajustarla a sus rendimientos.

  • La crisis hunde las cotizaciones de los autónomos y se ceba con el comercio
    El sector concentra la mitad de los trabajadores por cuenta propia perdidos | El colectivo pide aplazar la devolución de ayudas ICO

El importe de la base mínima de cotización condiciona directamente las prestaciones que puede recibir un autónomo en situaciones de cese de actividad, baja por enfermedad, baja por accidente y de cara a la jubilación. Actualmente, la cuota de autónomos, actualmente, se sitúa en 286,1 euros mensuales si se cotiza por la base mínima y 1.233,2 euros si se cotiza por la base máxima. Debido a la pandemia, la subida de la cuota de autónomos no se producirá hasta el próximo mes de junio, y comprenderá entre 289 euros al mes y 1.245,45 euros.

Las críticas al esfuerzo de los autónomos con rentas bajas

La reacción de los representantes de los trabajadores por cuenta propia no se ha hecho esperar. La reforma del Gobierno es acogida con cierto recelo por parte del presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, que lamenta haberse enterado por la prensa de la propuesta. “No tiene nada que ver con lo que hemos planteado”, asegura.

  • "Uno de cada diez autónomos desaparecerá"
    "El 10% de autónomos desaparecerá, sobre todo en el sector de hostelería y comercio"

Abad es crítico con el hecho de que este sistema de cotización exija un mayor esfuerzo económico, proporcionalmente, a los afiliados al RETA con menores rendimientos del trabajo. “El esfuerzo que hace una persona con rendimientos bajos es mayor que un autónomo que tiene más de 48.000 euros de rendimiento”, reflexiona. El representante de los autónomos se opone “radicalmente” a la transición de 9 años planteada por el Gobierno.

“La adaptación debe ser en un máximo de tres años”

decoration

En cuanto a los tramos de cotización, el presidente de UPTA critica las cuotas asignadas durante 2023 a los autónomos con rendimientos hasta 9.000 euros anuales y propone que se le apliquen directamente las cuotas previstas para 2031. En un paso más, Abad pone sobre la mesa la cotización a tiempo parcial, una medida que pretende aflorar la economía sumergida. “No haría falta que se implementase si se la cuota de los primeros tramos de cotización fueran más bajos. Estos autónomos cotizarían en el tramo máximo de 3.000 euros anuales”, sugiere Abad.

Compartir el artículo

stats