Sus orígenes, de 1873, convierten a Antonio Alonso en la conservera en activo más antigua de España. La compañía ha decidido renovar por completo la imagen de su marca, Palacio de Oriente, cambio que ha trasladado también a su página web. “A Conservas Antonio Alonso y a Palacio de Oriente nos corresponde preservar la memoria de este oficio y, a la vez, liderar la innovación en el sector, poniendo el acento en el prestigio que la conserva de Galicia tiene a nivel nacional e internacional”, enfatizó su director general, Iván Alonso-Jáudenes.