Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ecoener se desploma más de un 15% en su debut en Bolsa pese al auge renovable

El presidente de Ecoener, en el toque de campana.   | // VEGA ALONSO DEL VAL

El presidente de Ecoener, en el toque de campana. | // VEGA ALONSO DEL VAL julio pérez

Antes de acabar la rueda de prensa tras el toque de campana para abrir el salto al parqué de Ecoener, su presidente, Luis de Valdivia, apeló a mirar “por encima de las circunstancias concretas”. En ese momento las acciones de la energética gallega cambiaban de tendencia. De una revalorización inicial del 1% respecto a los 5,9 euros con los que se habían estrenado, a una caída de alrededor del 5%. Y la bajada se fue intensificando a lo largo de la jornada. A las 17.00 horas rondaba el 8% y cerró su primera sesión en el Mercado Continuo con un desplome del 15,25%, hasta los 5 euros por título, ensombreciendo este importante paso en los 33 años de historia de Ecoener y el esperado desembarco en Bolsa de otras firmas del sector por el auge de las renovables.

“Ecoener mira a largo plazo, los momentos puntuales no nos despistan del objetivo, que es un proyecto sólido, rentable, estable y –insistió De Valdivia– a largo plazo”. El mercado dejó entrever días antes que no sería un debut de muchas luces. La compañía tuvo que quedarse con el mínimo de su horquilla de precios de la Oferta Pública de Venta (OPV) y redujo a la mitad, 100 millones, el capital inicialmente previsto para cotizar. Aún así, su máximo responsable remarcó su “satisfacción” por todo el año de preparación y los resultados. “El mercado reconocerá el valor”, dijo, tras admitir, eso sí, que esperaba “tal vez una mayor afluencia de inversores institucionales de España” en la oferta. Suponen el 40% de la inversión, según detalló, y el resto viene sobre todo del norte de Europa y Reino Unido, “de inversores a largo plazo especializados en energías renovables que conocen el sector de manera profunda”.

Ecoener, nacida del negocio hidroeléctrico e internacionalizada casi desde sus inicios, tiene 141 megavatios (MW) en operación y 142 en construcción. Su plan de crecimiento y expansión contempla llegar a 600 MW en 2023 y a 1.800 en 2028, cuando el portfolio se repartirá a partes iguales entre hidroeléctrica, fotovoltaica y eólica, incluidos los 80 MW en parques en Galicia, concretamente en la provincia de Pontevedra, que prevé construir “de inmediato”. Todos los nuevos proyectos de nuevas centrales de agua serán en el extranjero, salvo una ampliación. “Nuestro futuro está sobre todo fuera de España, en República Dominicana, Panamá, Chile, Colombia, Serbia y Kenia”, detalló Valdivia, que defendió el escrupuloso cumplimiento de medio ambiente “desde antes incluso de que se hablara de informes de impacto”. Durante el evento, Luis de Valdivia aprovechó para pedir “potenciar y apoyar” a “la mediana empresa”; la que da “estabilidad” a un país.

Compartir el artículo

stats